El desafío del Presidente Otto Pérez Molina

José Rubén Zamora

_________________________________________________________________________

Desde las elecciones que ganó Colom en 2007, con el apoyo inexplicable de la administración Berger, de manera reiterada, fui consultado sobre las cualidades y atributos de Otto Pérez Molina como político,  candidato y potencial presidente de Guatemala. Respondí que Otto Pérez, entre otras cosas, gozaba de un olfato y una cintura política única, que en momentos clave y críticos, le habían permitido percibir los cambios de vientos, los cambios de contexto, la evolución irreversible de los entornos, y, más aún, responder con tino a las nuevas exigencias.

 

Esto lo llevó a desafiar, romper y derrotar a los generales de Serrano, encabezados por Ortega, que tenían una década a cargo del país, del crimen organizado, de asaltarnos y secuestrarnos, tras la cortina de humo de una guerra inexistente, pues en 1982 la guerrilla fue derrotada militarmente por el Ejército.

 

Pérez y sus subordinados mostraron su compromiso y sometimiento a la Constitución, que eran oficiales militares institucionalistas y reformistas dentro del sistema por la vía legal.

 

Hasta los días del “serranazo”, la simpatía y el apoyo a la guerrilla de parte de la comunidad internacional era creciente, y, consecuentemente, también, la firme convicción de que la única vía para que Guatemala tuviera futuro, era el colapso del sistema, pues la reforma desde sus entrañas era impensable.

 

Desde otra perspectiva, a pesar de la derrota militar de la guerrilla en una victoria, más que por sus propios méritos, por el divorcio absoluto del Ejército con la ley, la enorme propensión de los altos mandos militares a negocios criminales, mientras que la miseria, la exclusión y los privilegios, seguían y siguen siendo, en su conjunto, un túnel sin salida para las grandes mayorías pobres de la población.

 

Mientras duró el “serranazo” el debate entre la reforma o el colapso del sistema fue intensa. La conducta y la convicción de Pérez y los militares institucionalistas esfumaron el colapso como una opción posible, derrotaron a la guerrilla en el campo diplomático y alimentaron con aire fresco la democracia.

 

Sin embargo, “Mono de Oro” persiguió y desagrupó a los oficiales institucionalistas, entre quienes también había y hay verdaderas alhajitas y truhanes, y negoció con la red Moreno. Por cierto, Moreno, aunque millonario, jamás pasó de ser un especialista del Estado Mayor Presidencial, ahora en proceso de reconstrucción, y, con perdón de los gatos, un gato de Ortega & Cía.

 

La democracia en Guatemala, lo he afirmado públicamente y lo he escrito reiteradamente, desde hace 15 años, sufrió una metamorfosis siniestra y radical y se transformó en una cleptodictadura, que nace y muere cada cuatro años con cada elección, que cogobierna con algunos financistas de campaña y el crimen organizado.

 

El gran desafío de Otto Pérez, para dejar huella, para dejar legado, quiero pensar que así es, es regresar de la cleptodictadura que cogobierna con algunos financistas de la campaña y el crimen organizado, hacia una democracia genuina, una democracia profunda y de verdad.

 

Guatemala debe dejar de ser ese tablero de ajedrez donde los peones blancos junto con los peones negros pasan borrachos 24×24, felices en la misma cantina. Las torres blancas y las negras son dobles agentes; los alfiles tienen negocios sucios en común, y, el rey de las piezas negras es amante de la reyna blanca: es decir, nadie quiere ni le conviene que termine el juego.

 

Todo apunta a que a Otto Pérez le dejó de interesar responder a su gran desafío: con contadas excepciones, ha escogido escoria, comodidad, confianza, servilistas, gente que busca salir del anonimato financiero bajo el ala del Estado.

 

Semanas antes de ganar la elección y ocho días después de ser electo, hablamos de tres puntos: 1) para poder servir a la Nación, debía traicionar a muchos de sus amigos y financistas; 2) que debía renovar generacionalmente el Estado a alto nivel, reclutando gerentes públicos profesionales con educación de calidad mundial, y; 3) que cuando el dilema es la Nación o los amigos, no hay dilema: la Nación es el único camino. En las tres cosas estuvimos de acuerdo, pero una cosa son los candidatos y otra cosa muy diferente los presidentes.

 

En este río de estiércol en que se ha convertido Guatemalita, adonde se voltee a ver hay corrupción. Para muestra un botón: el Comité Ejecutivo de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG), que entregó sus cargos en 2009, estaba integrado por Sergio Castro, presidente, Devick Osorio, vocal I y responsable de toda la estructura de la CDAG, y Rodríguez Chilel, vocal.

 

Este comité fue responsable de todos los contratos de mantenimiento de estadios, gramillas, jardinización, adquisición de químicos para piscinas, etcétera. En términos prácticos, en todas las compras fueron acompañados por un personaje de nombre Juan Carlos Monzón. Estas 4 bellezas heredaron una deuda de Q40 millones, no obstante, la infraestructura bajo su responsabilidad quedó devastada en su totalidad, además de que dejaron un sindicato con un pacto colectivo aberrante e irracional.

 

Después de 2 años de gestión, en noviembre del año pasado, el Comité Ejecutivo logró cancelar la deuda y tener en caja Q17 millones, algo impensable en las últimas 4 décadas. Es decir, la CDAG abre 2012 sin deuda y con Q17 millones para iniciar la reparación de la infraestructura devastada.

 

En medio de este contexto de optimismo nacional, y particularmente de la CDAG, la red de pirañas del deporte brota de nuevo: Juan Carlos Monzón, llegado a la Vicepresidenta, paradójicamente encargada de la transparencia, logró que Devick Osorio asuma el Viceministerio de Cultura y Deportes, ciertamente con los ojos puestos más bien en el deporte. Es insólito, aunque en Guatemala sabemos que todo es posible. Los rumores, eran que el delegado del Gobierno en el deporte sería Rodríguez Chilel, aunque afortunadamente se quedó en rumor.

 

Osorio, ni lento ni perezoso, el 19 de enero del presente año, cuando aún no había sido nombrado Viceministro, convocó a todas las federaciones y asociaciones a una reunión de trabajo. Esto fue ilegal y fuera de contexto, pues las federaciones y asociaciones dependen exclusivamente de la CDAG, en cuanto al deporte federado y al Comité Olímpico Guatemalteco (COG), en lo relativo al alto rendimiento. En otras palabras, Osorio pretende suplantar e imponer una jerarquía ilegal en el deporte.

 

Devick Osorio está casado con Amanda Sobenes García y, por lo tanto, cuñado de Roxana Sobenes García, ministra de Ambiente y Recursos Naturales. Se vio obligado a pagar más de Q230 mil a la Contraloría General de Cuentas, por concepto de multas y reintegros, el 8 de enero de 2011. Estuvo sometido al proceso 5804-2001, en el Juzgado Undécimo de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Délitos contra el Medio Ambiente, del cual se derivó orden de captura por falsedad ideológica por falsificación de documentos de propiedad de vehículos. El proceso terminó debido a un desistimiento por “arreglo privado”. Tiene en su contra también el proceso penal 13826-2007, en el Juzgado Primero de Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Medio Ambiente, por apropiamento indebido, proceso que está en suspenso hasta que se resuelva el juicio de nulidad del Reglamento de Loterías Deportivas, (Recurso de Casación presentado por la Procuraduría General de la Nación expediente 01002-2010-00093).

 

Si así están las cosas donde los recursos son menores, qué estará pasando donde está la plata legal y más aún la ilegal. El presidente Otto Pérez tiene el desafío y también tiene la respuesta…

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20120213/pais/207946/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s