Divide y vencerás: La maniobras del Inde con el proyecto Xalalá

Por: Rolanda García/CMI-G

Las Organizaciones Puente de Paz y la Asociación de Comunidades en Defensa de la Vida y los Recursos Naturales (ACODET), comparecieron ante las autoridades de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), en el municipio de Ixcán, Quiché, porque fueron acusados de emitir supuestos señalamientos contra algunos líderes comunitarios de la microrregión seis: recibir compensaciones económicas  a cambio de facilitar la construcción de la hidroeléctrica Xalalá.

DSC08904

Los demandantes llegaron acompañados del Señor Carlos Moran Pop, técnico regional del Instituto Nacional de Electrificación (INDE).

La estrategia de generar divisiones y desconfianza entre la misma población se observó en esa citación, cuando de manera directa las personas demandantes fueron apoyadas y respaldadas por Moran Pop, señalado de tener a su cargo trabajos de convencimiento a líderes de las comunidades en Ixcán y Alta Verapaz.

Con esta acción la armonía entre las comunidades está siendo sofocada por intereses económicos, ante la insistencia del INDE para la construcción de la represa Xalalá, que de manera secreta otorgó a una empresa brasileña los estudios de factibilidad del proyecto.

Ante la PDH tanto Puente de Paz y ACODET cuestionaron detalladamente para aclarar los señalamientos y solicitaron a los demandantes que concreten día, hora y nombre de las personas supuestamente involucradas.

DSC08918

En esta parte los acusantes no pudieron comprobar, evidenciando el alto grado de interés del INDE por intermediar a favor de los supuestos victimarios y con quienes desde hace algunos meses están negociado la electrificación para algunas comunidades de la microrregión seis.

La victimización y las confrontaciones son una forma típica y maniobrada de funcionarios públicos que buscan imponer sus intereses en los territorios indígenas. Por ello, no es casualidad el acompañamiento y la asesoría del Inde en esa citación, porque responde al trabajo social que está a su cargo para ganar la confianza de los dirigentes y comunidades.

Necesitan dividir para vencer, porque cuando las comunidades se ven confrontadas esto traduce en ganancias para el Inde y las transnacionales, para lograrlo necesitan el acercamiento social que por varios años no han logrado realizar.

Las confrontaciones y disgustos entre las comunidades arrancaron desde  la llegada del Inde en la microrregión seis. En el año 2013 y en lo que hemos transcurrido del año 2014, técnicos y funcionarios han llegado en algunas comunidades ofreciendo proyectos clientelares.

Para el trabajo de convencimiento y la proyección de una buena imagen, el gobierno retomó la necesidad de electrificación para nueve comunidades, demanda que no ha sido resuelta desde varios años, y como se ha señalado en varios artículos y análisis: construir una hidroeléctrica no implica llevar energía a las comunidades aledañas al proyecto.

Durante las reuniones el señor Widthmark Estrada Cáceres[1], Gerente de Desarrollo de Proyectos del INDE ha aprovechado para resaltar la importancia de construir la hidroeléctrica Xalalá, que luego motivó el descontento en la población.

La citación a Puente de Paz y de la Asociación de Comunidades en Defensa de la Vida y los Recursos Naturales, ACODET, es apenas el inicio de las maniobras del gobierno y de las empresas para imponer la construcción de la represa Xalalá.

Las comunidades que defienden sus tierras estarán a la espera de más batallas donde el Inde con sus aparentes buenas intenciones intentará ganar protagonismo y aceptación pero con un trabajo de  confrontación entre los hijos e hijas de los territorios de Ixcán, Uspantán y Alta Verapaz.

“Podrán ganar la voluntad de algunos de nuestros dirigentes pero jamás del pueblo”, palabras de una abuela de Asunción Copón.

ÚLTIMA HORA
Recientemente llegó información que el pasado 25 de febrero, “Día de la Dignificación de las víctimas del conflicto armado”, el Ejército de Guatemala llegó a la comunidad de Xalalá, aproximadamente como a eso de las 15:00 pm bajo el argumento que habían recibido una llamada de alerta sobre la posibilidad de que aterrizará en la zona una avioneta que llevaba cargamento de droga. Comunitarios y comunitarias de Margaritas Copón y Xalalá llegaron al lugar para preguntarle al  Ejército quien los había llamado, a lo cual ellos no supieron responder. Como a eso de las  20:00 pm el Ejército se retiró. Las comunidades interpretaron esto como una acción de intimidación ya que días antes habian sostenido reuniones en el lugar en oposición a la construcción de la hidroeléctrica Xalalá y particularmente a que se realice el Estudio geológico de la zona.


[1] Especialista en Administración de Sistemas de Información por la Universidad Francisco Marroquín (1999), Licenciado en Tecnología y Gestión de Recursos por la Universidad Galileo (1999-2002). Es asesor en marketing y manejo de la información.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s