Disputa territorial afecta a comunidad

La disputa territorial entre la cabecera de Baja Verapaz y Purulhá sobre el terreno que ocupa el caserío Cuchilla del Nogal perjudica a los pobladores de esa comunidad, ya que ninguna de las comunas les presta servicios básicos ni los incluye en programas de desarrollo.

SALAMÁ – El caserío, ubicado en el Corredor Biológico del Bosque Nuboso,   tiene un área de cuatro caballerías y desde hace ocho años es  habitado por más de 400 familias que  adquirieron el terreno a través del Fondo Nacional de Tierras (Fontierras), explicó Eusebio Xoc, presidente de la Asociación de Vecinos de Cuchilla del Nogal.

Xoc expresó que  ellos saben que el caserío pertenece a Purulhá, pero luego la Municipalidad de Salamá lo reclamó como parte de su jurisdicción, lo que ha causado que ninguna de las dos comunas  brinde agua entubada ni servicio de energía eléctrica.

“En las dos municipalidades nos niegan ayuda. Nos dicen que no por el momento no se puede, por el problema entre los alcaldes”, manifestó.

El problema   dividió a los vecinos del caserío, pues ya existía el Comité Comunitario de Desarrollo (Codede) de Purulhá, pero recientemente se formó otro para Salamá, lo que aumenta las dificultades y no se soluciona la falta de trabajo,  desnutrición de la población y otros males.  Afirmó que un diputado   trata de balancear la disputa en favor de Salamá.

La lideresa Natalia Cacau refirió que les preocupa la situación porque el caserío está dividido y ni siquiera tienen agua entubada. “Tenemos que acarrearla desde el río que baja del Biotopo Mario Dary Rivera”, dijo.

Ismael Siquic, alcalde de Purulhá, manifestó que tiene la intención de apoyar a la comunidad, pero necesita  la intervención del Consejo Departamental de Desarrollo.

Byron Tejeda, alcalde de Salamá, indicó que tiene documentos que avalan que ese territorio le ha pertenecido a la cabecera. “Es más, en el último censo nacional poblacional está registrado dentro este municipio. Propongo un proyecto en conjunto, con la Municipalidad de Purulhá, de llevar agua y energía eléctrica a este caserío”, expuso.

El gobernador Rafael Mayén expresó que desde hace un año se iniciaron mesas de diálogo sobre este problema, aunque ahora también resulta que el dueño de una finca colindante vendió parte del terreno de la comunidad. “El tema está en manos de los alcaldes; ellos deben ponerse de acuerdo”, señaló.

Sin embargo, Mauro Figueroa, de la Secretaría de Asuntos Agrarios y Sociales de la Presidencia, expuso que el caso pasó al Ministerio Público, para investigar la denuncia sobre el finquero que vendió parte del terreno de esa comunidad. Afirmó que también se pidió el apoyo del Registro de Información Catastral para la verificación de las colindancias.

POR CARLOS GRAVE / BAJA VERAPAZ
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s