Xalalá, la hidroeléctrica que divide a las comunidades de Uspantán

En cayucos se trasportan los pobladores de Ixcán y Uspantán para atravesar los ríos Copón y Chixoy, lugar en donde se contempla realizar la hidroeléctrica.
En cayucos se trasportan los pobladores de Ixcán y Uspantán para atravesar los ríos Copón y Chixoy, lugar en donde se contempla realizar la hidroeléctrica.

 

<!–

Relacionadas

Por qué cayó San Marcos?
Cárcel queda inhabitable
Interventor de Aeronáutica Civil vinculado a estafa

Para convertirse en municipio (requisitos)

Tener más de 10 mil habitantes.

 

> Que se les asigne una circunscripción que cumpla con las necesidades de los vecinos y posibilidades de desarrollo social, económico y rural.

 

El Instituto Geográfico Nacional deberá emitir dictamen, en el que se definirán los límites del territorio del nuevo municipio.

 

> Que exista infraestructura física y social básica que garantice condiciones aceptables.

 

Que se garanticen fuentes de ingresos.

 

> Que haya un dictamen favorable de Segeplan.

Los estudios aprobados por el INDE tendrán un costo de US$5.7 millones, pero en el municipio ninguna autoridad conoce del proyecto.

En la comunidad de San Pedro Xalarocja del municipio de Cobán, Alta Verapaz, está ubicada una pequeña isla conocida por la población como Xalajá (nombre que significa unión de dos ríos); a la derecha está Ixcán, a la izquierda Uspantán, ambos municipios de Quiché. En frente, está la unión de los ríos Copón y Chixoy, lugar en donde el Gobierno busca, por segunda ocasión, realizar estudios de factibilidad para construir la hidroeléctrica de Xalajá, llamada por las autoridades Xalalá, ya que estas no entendieron el significado.

El proyecto del estudio fue adjudicado por el Consejo del INDE de forma directa a la empresa brasileña Intertechne Consultores, S.A., en  julio de 2013, por un monto de US$5.7 millones, unos Q44.4 millones.

Rechazo. Comunidades de la Zona Reina se oponen a trabajos de estudio de factibilidad.
Rechazo. Comunidades de la Zona Reina se oponen a trabajos de estudio de factibilidad.

 

En abril pasado, la Contraloría General de Cuentas presentó una denuncia ante el Ministerio Público en contra de 12 integrantes del Consejo, entre los que figura el ministro de Energía y Minas, Erick Archila, por la contratación irregular de la empresa.

La ruta

Hay dos formas de llegar a esa zona: por Chicamán, Uspantán, hasta llegar a Playa Grande, Quiché, por medio de una carretera de terracería, en la cual tendrían que estar avanzados los trabajos para un nuevo tramo, ya que hace dos años el Congreso aprobó un préstamo por US$120 millones como parte del proyecto de Zonapaz 2. Pero la carretera sigue igual, sin construirse. La otra ruta, también de terracería, es por la vía de Chisec, Cobán, hacia Playa Grande, Ixcán.

La región de Uspantán, que comprende una parte llamada Zona Reina, e Ixcán, es uno de los lugares más olvidados del país. La Zona Reina, que comprende 86 comunidades, carece de carreteras asfaltadas y de servicios básicos como energía eléctrica, refiere Jerónimo Osorio, líder comunitario.

Durante los años setenta, Joaquín Urízar Copón recuerda que trabajadores del INDE realizaron, por primera vez, estudios geológicos para la instalación de la hidroeléctrica, los ofrecimientos, recordó, fueron instalar una “carretera y conectar luz”. Los resultados de los técnicos determinaron que el suelo no soportaría con las construcciones de los muros de la represa, que serían de unos 80 metros de altura. El proyecto quedó abandonado.

Representantes de 40 comunidades, que rodean la zona –Cobán, Uspantán e Ixcán– en donde se hacen los estudios de factibilidad, manifestaron su rechazo al proyecto, al asegurar que estas pueden quedar inundadas al momento de iniciarse los trabajos. “El suelo es arenoso”, reiteran los vecinos del lugar.

Vedado el ingreso para la comunidad de San Pedro Xalarocja en donde se constuirá la hidroeléctrica.
Vedado el ingreso para la comunidad de San Pedro Xalarocja en donde se constuirá la hidroeléctrica.

 

Afectados y beneficiados

La Zona Reina, nombre que lleva en memoria del expresidente José María Reina Barrios, ocupa el 40 por ciento del municipio de Uspantán –86 comunidades y más de 30 mil habitantes– y es la parte alta de la región, en donde el INDE pagará para efectuar los estudios de factibilidad y determinar la viabilidad de la construcción.

De acuerdo a la versión de los pobladores, el alcalde de Uspantán, del Partido Patriota, Víctor Figueroa, ha ofrecido la autorización para que se realice el proyecto, a cambio de que la Zona Reina se desligue y se convierta en el municipio 22 de Quiché, cuya cabecera municipal sería la comunidad de Sac Ixpec.

Esta misma comunidad mantiene un conflicto con sus vecinos de la Parroquia Lancetio por la cabecera. Aquí, pese a no contar con carreteras y energía eléctrica, hay una agencia bancaria, una sede de la Policía Nacional Civil y se ha iniciado la construcción de una sede del Instituto Adolfo V. Hall.

El alcalde de Uspantán solo mencionó que la instalación de la hidroeléctrica de Xalalá, “traerá desarrollo”.  Las razones por las cuales quiere que la Zona Reina se independice de su municipio tampoco las aclaró.

Un proyecto desconocido

La corporación municipal de Uspantán, el Gobernador de Quiché, diputados distritales y pobladores de la cabecera desconocen cuál será el trabajo que se realizará en el triángulo de Cobán, Uspantán e Ixcán.

“He oído de eso”, dijo Diego Per, síndico I, al manifestar que el tema no ha sido discutido en la comuna, los datos más lejanos que aseguró tener es que los pobladores de la Zona Reina no quieren construcciones eléctricas, lo que ha generado un conflicto social en la parte norte del municipio.

Heber Cabrera, gobernador departamental, refirió “no conocer nada” sobre el proyecto, opinión similar dio el diputado Estuardo Galdámez, al declarar que desde el Ejecutivo no le han “mencionado nada”. El presidente de la Comisión de Probidad del Congreso, Amílcar Pop,  indicó que no existe el proyecto de Xalalá y mostró su rechazo a la aprobación para realizarlo de urgencia nacional.

Una carretera sin iniciar

Hace dos años, el Partido Patriota (PP) impulsó la aprobación de un préstamo de US$120 millones para la construcción de una carretera asfaltada de Chicamán a Playa Grande, Quiché, recursos provenientes de Japón, como parte del proyecto de Zonapaz 2. El financiamiento empezó a gestionarse en la administración del gobierno de Álvaro Colom. La corporación municipal de Uspantán aseguró que los trabajos en la carretera no se han iniciado.

¿Zona Reina?

La región norte de Uspantán empezó a poblarse cuando el entonces presidente José María Reina Barrios entregó tierras a los milicianos que lo respaldaron en la batalla de los filibusteros a mediados de 1890. De acuerdo con pobladores de la región, la política del entonces Presidente fue otorgar terrenos baldíos, lo que creó, además, un conflicto entre los nuevos y antiguos habitantes, estos últimos recuerdan, no contaban con escrituras que respaldaran la tenencia de las tierras.

Enrique García

http://www.elperiodico.com.gt/es/20140610/pais/248933/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s