Dos detenidos por caso de mujeres de Sepur Zarco

En la foto, una de las mujeres víctima de violencia sexual, cuando ofrece testimonio al juez Miguel Ángel Gálvez en septiembre de 2012.

La Fiscalía de Derechos Humanos los acusa de delitos contra deberes a la humanidad durante el conflicto armado.

Esteelmer Francisco Reyes y Heriberto Valdez, dos militares, fueron aprehendidos el sábado por fuerzas policiales y del Ministerio Público en allanamientos realizados en la zona 6, de la capital y en Panzós, Alta Verapaz.

 

El Juzgado de Mayor Riesgo B giró orden de captura contra Reyes por el delito de asesinato y deberes contra la humanidad, en tanto, Valdez debe responder por desapariciones forzadas ocurridas entre 1982 y 1983 en Sepur Zarco, El Estor, Izabal.

 

Según la Fiscalía de Derechos Humanos, Reyes fue oficial del Ejército y comandante del destacamento de Sepur Zarco y se le sindica que bajo su mando se capturó y ejecutó a Dominga Coc y a sus tres hijas.

 

Por medio de exhumaciones, la fiscalía logró recuperar la osamenta de Coc y las vestimentas de las niñas, quienes según las investigaciones fueron violadas por los soldados y asesinadas por orden de Reyes .

 

A Valdez se le acusa de participar, como comisionado militar, en un operativo realizado el 25 de agosto de 1982. Ese día, durante la celebración de Santa Rosa de Lima, la fiesta patronal de Panzós, las fuerzas militares capturaron a 18 hombres acusados de pertenecer o ayudar a la guerrilla. Hasta hoy están desaparecidos.

 

En septiembre de 2012, un grupo de 15 mujeres, con el rostro cubierto, denunciaron ante el juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, los abusos sexuales a los que fueron sometidas luego de esas capturas.

 

Entre 1982 y 1983, los soldados las recluyeron en el destacamento militar de Sepur Zarco. En esas audiencias, las víctimas recordaron que los militares quemaron sus casas y las violaron en la calle.

 

También relataron que luego de servir a los soldados como empleadas domésticas, las violaban una y otra vez. Esto provocó que, cuando regresaron a la comunidad, fueran vistas con desprecio sobre todo por sus familiares; por eso muchas prefirieron callar los vejámenes sufridos.

ÁLVARO MONTENEGRO

http://www.elperiodico.com.gt/es/20140616/pais/249314/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s