El agosto de Edgar Camargo, el exdirector del Sistema Penitenciario

En el segundo día de audiencia, el Ministerio Público le imputó los delitos de asociación ilícita y cohecho pasivo.

FOTO:JOSÉ MIGUEL LAM > EL PERIÓDICOCamargo (de espaldas) durante el segundo día de audiencia en la Torre de Tribunales.

“Existe una característica en esta estructura criminal, y es que algunos miembros de la misma no mantuvieron comunicación”.

Fiscal , Ministerio Público.

Agosto comenzó para Edgar Josué Camargo, exdirector de Presidios, con mensajes y conversaciones en clave para acordar el traslado ilegal de tres reclusos del Preventivo de la zona 18 hacia Pavoncito y finalizó con la compra de una camioneta –que adquirió para obsequiársela a una mujer (que los fiscales no identificaron) y decorada con chocolates blancos, los preferidos de ella–. Eso fue lo que se escuchó en las grabaciones de las llamadas que le interceptaron durante la investigación de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), para desarticular una red de corrupción en presidios que tenía a la cabeza al privado de libertad Byron Lima Oliva. Durante la segunda jornada de la audiencia de primera declaración, la Fiscalía le imputó los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y lavado de dinero a Camargo y enumeró los delitos que se le imputan a los otros 13 involucrados en el caso. La diligencia continuará hoy con los argumentos de los sindicados.

La camioneta, por la que Camargo pagó Q207 mil 790 de acuerdo con los audios presentados en la audiencia, fue uno de los bienes que el exdirector adquirió con los recursos que recibió por el traslado de cuatro reclusos. La investigación de la FECI documenta seis casos de traslados, pero solo se concretaron cuatro.

Byron Lima ofrecía el traslado de los reclusos a cambio de varios miles de dólares, desde US$7 hasta US$15 mil , según la fiscalía. Para la negociación se valía de dos intermediarios, Carlos Cermeño Espina y José Ávila Mazariegos.

Según los indicios de la Fiscalía, el 30 de julio, Cermeño habló con un familiar de los hermanos Chicas (quienes guardan prisión) y les asegura que en la tarde hablará con el Vikingo, “porque ya envió la información, pero llegará a presionar para que se ejecute el traslado”.

Los investigadores sostienen que Camargo es el Vikingo, por la secuencia de las llamadas de los sindicados. Es decir, que cuando Cermeño dice que llamará a el Vikingo, el teléfono que suena es el 5414-6685, el que usa Camargo. Ambos viven en el condominio El Gozo, zona 11 de Mixco.

Algunas de las comunicaciones entre el Vikingo y Cermeño son cifradas, por ejemplo: el 4 de agosto, Cermeño le pregunta que “si ya recibió el mandado”, y el interlocutor le responde “todavía no”. Cermeño continúa y asegura que recibirá una planta ornamental bien linda y que la papelería ya está lista en la oficina para que se la lleve. “Cuando llegue la papelería, le entrego la maceta”, cierra Cermeño.

Un día después, el 5 de agosto a las 21:21 horas, el Vikingo envía un mensaje a Cermeño en el que le pregunta el nombre correcto de uno de los reos que deben ser trasladados. “Necesito confirmar el nombre exacto de Andy Arbizú”, dice, porque no figura en los registros penitenciarios. El apellido correcto es Urbizu.

A las 22:06, Cermeño responde que son los hermanos Chicas y Urbizu. “Ok”, le respondeVikingo. Otto Paz, el abogado de Camargo, indicó que aún no puede referirse a las imputaciones del MP.

En febrero de 2013, Mauricio López Bonilla designó a Camargo como director de Presidios, en el que devengaba un salario mensual Q27 mil 212. En un año sus ingresos como empleado público no superaban los Q380 mil 968, Q100 mil menos que la camioneta que se compró en agosto.

La postura de la Fiscalía

Según el ente investigador, Cermeño Espina y Ávila Mazariegos fungían como intermediaros entre Lima Oliva y Camargo Leire. De acuerdo con las investigaciones, existe una amistad entre Cermeño y Camargo, prueba de ello es que viven en el mismo condominio ubicado en la zona 11 de Mixco.  Cermeño y Ávila fueron señalados de asociación ilícita y tráfico de influencias.

Fisher conversó 14 veces con Lima

Edy Fisher, removido de la subdirección de Presidios en febrero pasado, se comunicaba periódicamente con Byron Lima Oliva. En total, identificaron 14 llamadas efectuadas entre enero y febrero de este año, en las que hablan de temas variados: el traslado a Pavoncito de un recluso non grato, el asesinato de un pandillero y la cantidad y calidad de la comida que se sirve en ese penal, entre otros. Las conversaciones evidencian camaradería entre los interlocutores.  La Fiscalía sindica a Fisher por incumplimiento de deberes, ya que debió informar que el privado de libertad tenía un teléfono, ponerlo a disposición del juez y retirarle el dispositivo.

Muestra chat de Viceministro del Mingob

> El reo Lima Oliva mostró una supuesta conversación, por mensajería instantánea, entre Manfredo Pacheco, actual viceministro administrativo de la cartera del Interior, y un sobrino del funcionario que está en prisión.

En el chat, su sobrino le solicita el ingreso a la cárcel de unos objetos que necesita, a lo cual Pacheco responde: “Ok, lo hablo el lunes con el Director o el Ministro”.

 Para conocer su postura sobre estos señalamientos, elPeriódico intentó comunicarse con Pacheco, pero no contestó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s