Países cooperantes apoyarían extensión de mandato de la CICIG

El embajador alemán, Mattias Sonn, reiteró que la permanencia de este organismo internacional en el país depende del Estado guatemalteco.

FOTO:WILLIAM GULARTEMatthias Sonn, embajador de Alemania en Guatemala (tercero de izquierda a derecha), asumió ayer la presidencia del Grupo de Donantes G13 y ofreció una conferencia junto a Lothar Rast, director residente de GIZ, Marta Eulalia de Leiva, viceministra de Rela

1999

Nace el Grupo de Donantes G13, con la firma de la Declaración de Estocolmo para apoyar a Guatemala tras el paso del huracán Mitch.

Para el diplomático Sonn, ratificar la continuidad del trabajo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) compete solo al país. “Guatemala es quien decide si es útil para el desarrollo y fortalecimiento del sector justicia”, dijo ayer en una conferencia de prensa.

El Embajador de Alemania, quien también preside el Grupo de Donantes G13, afirmó que “de parte del Gobierno alemán, si Guatemala desea extender el mandato a la CICIG, hay voluntad y está preparado para apoyarla”.

“No tengo dudas que otros cooperantes también quieran hacerlo”, agregó el presidente del Grupo de Donantes G13, integrado por los siete países que destinan mayores recursos a Guatemala: Canadá, Suecia, Estados Unidos, Italia, España, Noruega y Alemania, así como por organismos multilaterales como los bancos Interamericano de Desarrollo (BID), Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos.

“Nosotros de manera colectiva, como comunidad internacional, hemos hecho inversiones mayores con la CICIG. Esas inversiones son buenas, útiles y productivas. Si Guatemala decide que continúe no será difícil que la respaldemos”, añadió Sonn.

De acuerdo con el Embajador alemán, los cooperantes han evidenciado que el trabajo de la CICIG es útil en Guatemala.

No rotundo

La vicepresidenta, Roxana Baldetti, descartó cualquier posibilidad de que la CICIG sea prorrogada en su mandato, pues a su criterio ya no es necesaria en el país.

“No vamos a pedir la prórroga. En el 2012 yo fui a dar el agradecimiento y la consigna del presidente Otto Pérez para solicitar la última prórroga. Si nunca soltamos la mano del bebé que se llama Estado de Guatemala, siempre vamos a necesitar de alguien que nos pase la calle cuando hay tráfico”, expresó la vicemandataria, quien consideró que diez años de la CICIG en Guatemala son suficientes para “un experimento que se puede trasladar a otro país”.

El presidente Pérez Molina aseguró, el lunes pasado, que los donantes no estaban dispuestos a ofrecer más financiamiento en este tema. Cuando se le cuestionó  a Baldetti por el apoyo que los países cooperantes darían para una prórroga de la CICIG, la Vicepresidenta dijo desconocer las intenciones de las entidades diplomáticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s