Cambiar a Byron Lima de prisión fue estéril

Las autoridades del Ministerio de Gobernación señalan que ha sido frustrante no poder trasladar al reo Byron Miguel Lima Oliva a otra prisión, y pese a que se giró orden judicial, un juez de Ejecución no lo permitió.

Desde el 25 de enero del 2000, cuando el capitán Lima Oliva y su padre -Byron Disrael Lima Estrada- fueron enviados a prisión preventiva, quedó claro que la meta del primero era tomar el control de la prisión.

Al 10 de febrero del 2013, la Inspectoría de Presidios  registraba al menos 37 salidas de prisión, cinco días antes de que fuera detenido a dos kilómetros  de la cárcel preventiva de Pavoncito, cuando regresaba de un tratamiento dental  con varias horas de retraso respecto de lo que estipulaba  el permiso otorgado.

El 24 de julio del mismo año, el juez Wálter Villatoro, por solicitud del Ministerio Público, autorizó el traslado del militar a Fraijanes 1.
La orden no se cumplió porque la defensa solicitó al juez primero de Ejecución Penal Javier Sotomora Chacón que lo dejara en Pavoncito, en donde cumple una pena de 20 años de prisión por la muerte del obispo Juan José Gerardi, con el argumento de  que padecía de trastorno del sueño —apnea— y podía sufrir  muerte súbita.

No recuerda

El juzgador indicó el jueves último que no recordaba bajo qué criterio dejó a Lima Oliva en Pavoncito, y tampoco los argumentos de la resolución. Afirmó que no podía consultar el expediente porque pasó a otra judicatura.

“Ya no me acuerdo. Ese es el problema, que ya hace mucho tiempo, y hay un montón de dictámenes allí —en la resolución—, y si bien yo la hice, ahorita ya no me recuerdo”, afirmó Sotomora Chacón.

En otro intento por confinar al recluso y quitarle  privilegios, el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, ordenó el 19 de septiembre del mismo año  que fuera aislado  seis meses en una bartolina, en Pavoncito, por haber organizado un acto cívico sin permiso.

El abogado Moisés Galindo, defensor de Lima Oliva,  presentó un amparo en la Corte Suprema de Justicia para revertir la decisión y otra acción en la Corte de Constitucionalidad, que está  pendiente de ser resuelta.

Los casos

El segundo proceso contra Lima Oliva se lleva por falsificación de  un diploma utilizado para solicitar la redención de penas.

Por ese caso, Villatoro lo ligó  a proceso por encubrimiento propio y le impuso una medida sustitutiva,  pero el 28 de agosto del 2012 regresó a la misma cárcel por la condena en el caso Gerardi.

El tercero es por el supuesto intento de fuga, el 15 de febrero del 2013. El juez de turno de Tribunales Carlos Roberto Mota lo ligó a proceso.

Ahora enfrenta un cuarto proceso, por haber liderado una estructura criminal que cobraba por  trasladar   reos de cárcel.

El militar fue enviado a la brigada Mariscal Zavala, a cargo de guardias de Presidios y efectivos del Ejército, pero con una seguridad más débil.

Imposible trasladarlo

Gobernación asegura que no es fácil, por amenazas de otros reos.

Jueces no ordenan traslado de Lima Oliva, se quejó el Ministro de Gobernación en mayo del 2013.

Los argumentos fueron que podía tener consecuencias negativas para su salud.

Sería responsable Presidios si al momento de ser enviado a otra prisión, sin orden judicial, le sucede algo al militar.

Sin popularidad  entre los demás reclusos y cambiarlo de cárcel supondría poner en riesgo su vida, señalan autoridades

POR BYRON ROLANDO VáSQUEZ /
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s