CIDH declara a Guatemala en desacato

La instancia internacional evaluó 11 casos en los que el país ha sido condenado.

FOTO:ELPERIÓDICO > FÉLIX ACAJABÓNActivistas de derechos humanos criticaron el incumplimiento de las sentencias por parte del Estado.

691

Agresiones se han registrado de enero a julio de 2014 contra defensores de derechos humanos en Guatemala.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su 152 periodo de sesiones, evaluó el cumplimiento de 11 sentencias dictadas contra Guatemala y determinó que hubo incumplimiento del Estado al principio internacional de acatar sus obligaciones convencionales de buena fe.

Aura Elena Farfán, de la Asociación Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Guatemala (Famdegua), comentó que “la CIDH condena con severidad el desacato del Estado guatemalteco a sus responsabilidades internacionales, y ordena que en forma pronta e íntegra se adopten todas las medidas necesarias para cumplir con las sentencias dictadas”.

En la audiencia se evaluó el avance en las siguientes sentencias: Nicholas Blake, Maritza Urrutia, Masacre Plan de Sánchez, Carpio Nicolle, Tiu Tojín, Florencio Chitay Nech, Mack Chang, niños de la calle, Bámaca Velásquez, Molina Theissen, Masacre Río Negro y caso del Diario Militar. En todos los casos de supervisión, la CIDH manifestó el desacato del Estado de Guatemala.

“La actuación del Estado es un cambio de posición, ya que en varias de las sentencias aceptó su responsabilidad total o parcialmente, esto hace ilusorio el acceso de las víctimas a la justicia internacional”, agregó Farfán.

Ante esto, diversas organizaciones sociales hicieron un llamado a las autoridades guatemaltecas para que consideren su “posición violatoria a los derechos internacionales”, y garanticen el acceso efectivo de las víctimas y sus familiares a la justicia.

Desconoce a la CIDH 

Antonio Arenales Forno, titular de la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos (Copredeh), señaló el 13 de agosto pasado, durante la 152 sesión de la CIDH, que “las amnistías acordes al Derecho Internacional y la jurisprudencia de la CIDH, cuando se hace necesario terminar un conflicto armado, prevalecen sobre la investigación de graves violaciones a derechos humanos y se circunscriben a la no sanción o castigo”.

Según Helen Mack, el titular de la Copredeh “malinterpretó” las disposiciones de la CIDH y aplicó la amnistía en todos los casos en los que se han registrado graves violaciones a los derechos humanos en el país.

“Con esto, Arenales demuestra su poco deseo de cumplir con las obligaciones adquiridas por Guatemala”, dijo Mack.

Para Edgar Pérez, abogado de Famdegua, Arenales manifestó desconocer la competencia de los casos en donde la CIDH ha condenado al Estado, y “pretende argumentar que no se pueden cumplir sus resoluciones porque los casos están amnistiados conforme la Ley de Reconciliación Nacional”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s