Ofrecen millones sin tener certeza de recibir recursos

Representantes de 33 comunidades afectadas por Chixoy pidieron al presidente Pérez que no se repitan las violaciones a los derechos humanos en proyectos hidroeléctricos. 99

FOTO:FÉLIX ACAJABÓNLa actividad sobre el resarcimiento a 11 mil 885 afectados por Chixoy se realizó ayer en el estadio de Rabinal.

“En los proyectos hidroeléctricos se debe tomar en cuenta lo que sucedió en Chixoy, para que no se vuelva a repetir”.

Juan de Dios García, representante de 33 comunidades.

El presidente Otto Pérez Molina ofreció disculpas y presentó ayer en el estadio municipal de Rabinal, Baja Verapaz, el Acuerdo Gubernativo 378-214 del Programa Nacional de Resarcimiento a las víctimas por la construcción de la hidroeléctrica Chixoy en los años 70.

“Este día doy ese primer paso y es pedir públicamente las disculpas como presidente de la República, en nombre del Estado de Guatemala pido las disculpas”, dijo el mandatario al anunciar el inicio de un plan de compensación para los perjudicados.

Pérez explicó que se invertirán Q1,200 millones a desembolsar durante 10 años. Estos fondos servirán para reparar los daños de forma individual y colectiva a 11 mil 885 personas de las 33 comunidades que fueron afectadas, pero que anticiparon no estar dispuetos a presionar al Congreso, sino al gobierno.

El actual gobierno desembolsará Q107 millones el próximo año, los cuales están comprendidos en el Proyecto de Presupuesto 2015, el cual aún no cuenta con el apoyo mayoritario de las bancadas del Congreso de la República.

Si el plan presupuestal no es aprobado por el Legislativo antes de culminar noviembre, el Ejecutivo de nuevo trabajaría con el de hace dos años, que no incluye la erogación de recursos para el programa de resarcimiento.

Respuesta a Pérez Molina

El Presidente ha solicitado en conferencias de prensa el apoyo de los comunitarios para que asistan al Congreso a exigir que se apruebe el Proyecto de Presupuesto 2015.

Ante esto, Juan de Dios García, representante de las comunidades perjudicadas en tres departamentos por la  construcción de la planta Chixoy, indicó  ayer que los pobladores no protestarán ante el Legislativo para exigir tal aprobación, pues esa no es responsabilidad de ellos.

“Pero llamaré a manifestación si el otro año el gobierno no cumple en asignar a las víctimas los fondos del programa de resarcimiento”, advirtió el dirigente.

García señaló que el Programa Nacional de Resarcimiento incluye la no repetición de violaciones a los derechos humanos y que, por esa razón, el Ejecutivo tendrá que comenzar a impulsar las consultas comunitarias en las áreas en las que se quiera llevar a cabo nuevos proyectos hidroeléctricos.

La represa, considerada la más grande Centroamérica, fue construida a finales de la década de 1970 con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial, provocando el desplazamiento de comunidades enteras de descendientes mayas.

Otros cientos de habitantes que se negaron a abandonar sus tierras fueron masacrados por el Ejército con la excusa de que estaban vinculados con la guerrilla, en el marco de la guerra que vivió el país entre 1960 y 1996, según ha reconocido el Estado.

Paradójicamente, tres décadas después la mayoría de las comunidades, integradas por unas seis mil  familias, carecen de servicios básicos como energía eléctrica. Las 33 comunidades pertenecen a Quiché (noroeste), Alta Verapaz y Baja Verapaz (norte).

El mandatario explicó que las disculpas las ofreció “por los atropellos y las violaciones a los derechos humanos que sufrieron estas 33 comunidades. Acepten ustedes estas disculpas para que sanemos esas heridas en nuestro corazón”.

Sin embargo, aclaró que con las disculpas “no vamos a olvidar, aunque tengamos que tener presente las violaciones y las injusticias que sufrieron”.

Con el plan de acción, se buscará combatir “la pobreza, la injusticia, la desigualdad y el abandono que han sufrido estas comunidades (…), y lograr que los guatemaltecos puedan empezar una lucha conjunta para vivir con la dignidad que se merecen”, insistió.

en dólares

El mandatario confirmó que el proceso de indemnización comenzará en 2015 y en total el Estado desembolsará unos 160 millones de dólares en los próximos 15 años y de ellos 26 millones serán para resarcir individualmente a los 11,885 indígenas. La indemnización colectiva será para viviendas, acceso a tierras, centros de salud, carreteras, puentes y recuperación de piezas arqueológicas, entre otros proyectos.

El incumplimiento del pago de la indemnización, acordado bajo el gobierno de Álvaro Colom (2008-2012), provocó en febrero pasado que Estados Unidos condicionara la ayuda a Guatemala como presión para cumplir con la compensación.

 

Con información de AFP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s