Exdirector de la G2 es beneficiado

El Tribunal Primero B de Mayor Riesgo otorgó ayer arresto domiciliario y fianza de Q500 mil al general José Mauricio Rodríguez Sánchez,  director de Inteligencia Militar (G2) entre 1982 y 1983, acusado por genocidio y  delitos contra los deberes de la humanidad.

Rodríguez permanece en el Hospital Militar, donde cumple prisión preventiva por orden de la jueza A de Mayor Riesgo,  Carol Patricia Flores.

El exdirector de Inteligencia Militar debe cumplir con arresto domiciliario en su vivienda, donde será vigilado por la Policía, al igual que Efraín Ríos Montt,  jefe de Estado de facto de 1982 a 1983.

También tiene prohibido salir del país sin pedir permiso al Tribunal y comunicarse con el ex jefe de Estado. Además debe pagar una fianza de Q500 mil.

Al concluir la diligencia, Rodríguez dijo que no tenía cómo pagar la fianza y que quedaría en la misma situación.

“No tengo ánimos ni ganas de hablar del tema”, comentó mientras era retirado de la sala de audiencias de la Torre de Tribunales, por guardias del Sistema Penitenciario.

Confirman beneficio

Las juezas Irma Jeannette Valdés, Sara Yoc Yoc y María Eugenia Castellanos también confirmaron la libertad condicional para Ríos Montt.

Las juzgadoras decidieron que se debe mantener el beneficio que Ríos Montt mantiene desde el 26 de enero del 2012, cuando Flores lo ligó a proceso por genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad.

El Tribunal manifestó que el militar ha mostrado interés por solventar su situación legal y que no consta que las acciones legales planteadas por su defensa hayan tenido el objetivo de impedir el desarrollo del proceso, como lo señalaron el Ministerio Público y los querellantes adhesivos.

“Desde que recibimos el expediente —el  27 de noviembre último— no hemos observado mala fe del procesado a someterse a la justicia”, dijo Valdés.

Ríos Montt y Rodríguez Sánchez son acusados por supuestamente haber elaborado planes militares que causaron la muerte de mil 771 personas de la etnia ixil.

Esos planes fueron ejecutados en  Santa María Nebaj, San Juan Cotzal y San Gaspar Chajul, Quiché, que forman el área conocida como Triángulo Ixil.

Ríos Montt fue declarado responsable de los dos delitos el 10 de mayo del 2013, y condenado a 80 años de prisión por el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo. Diez días después fue anulada la sentencia por la Corte de Constitucionalidad.

Rodríguez Sánchez fue absuelto de los dos cargos, por falta de pruebas que lo vincularan con las matanzas en el Triángulo Ixil.

El 5 de enero de 2015 el Tribunal B tiene programado repetir el juicio.

A 80 AÑOS fue condenado Ríos Montt en el 2013.

Acusación

El Ministerio Público acusa al general  José Efraín Ríos Montt de  genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad.

La imputación señala que Ríos Montt y  el general José Mauricio Rodríguez Sánchez  son responsables de haber trazado planes militares ejecutados en Santa María Nebaj, San Juan Cotzal y San Gaspar Chajul, Quiché.

Los planes castrenses  causaron la muerte de mil 771 personas de la etnia ixil, entre las cuales había hombres, mujeres, ancianos y niños.

POR JERSON RAMOS
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s