Denuncian maniobra de defensa de Ríos Montt para evitar juicio

DPA, el periodico, 17 de octubre 2016

Fase intermedia no ha sido agotada en el caso de la masacre de “Las Dos Erres” en 1982, por lo que al programarse para mañana una audiencia en busca de que cese la persecución penal se viola el debido proceso, afirma abogado del querellante adhesivo CALDH.

La defensa del ex dictador Efraín Ríos Montt busca que una jueza resuelva el martes cesar la persecución penal en su contra por el caso de una matanza de 273 campesinos en 1982 en la comunidad de “Las Dos Erres”, en el departamento de Petén (norte), denunciaron hoy los acusadores.

“No se cumple aún con la etapa intermedia del proceso y ya están convocando a una audiencia para conocer la solicitud del acusado para que cese la persecución penal”, dijo en conferencia de prensa el abogado Edgar Pérez, del Centro de Acción Legal de Derechos Humanos (CALDH), querellante adhesivo.

Según Pérez, quien estuvo acompañado por familiares de las víctimas y dirigentes de la Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Guatemala (Famdegua), las partes procesales fueron convocadas el martes a una audiencia para conocer la petición de la defensa.

Advirtió, no obstante que con esta la titular del Juzgado A de Mayor Riesgo, Claudette Domínguez, “viola el debido proceso” porque se debe completar, primero, la fase intermedia.

Según la normativa guatemalteca, esta fase corresponde al tiempo que dura la investigación que cumple la fiscalía, una vez el juez a cargo resuelve que existen suficientes indicios de culpabilidad del acusado.

De los resultados de esta investigación (en la fase intermedia del proceso) depende que el mismo juez decida si el acusado va o no a un juicio oral y público.

El abogado recordó que en mayo de 2012 Ríos Montt quedó sometido a proceso por este caso, por dictamen de un juez y tres meses después la Fiscalía presentó la acusación formal por delitos de lesa humanidad.

“Pasaron cuatro años y nunca se convocó a la fase intermedia”, advirtió. Aura Elena Farfán, presidenta de Famdegua, dijo que las osamentas de las 273 víctimas fueron exhumadas de fosas comunes en julio de 1994 y mayo y junio de 1995. De ellas, 113 eran de niños.

Famdegua fue la organización que denunció los hechos y estableció el paradero de las fosas comunes, gracias al testimonio de familiares de las víctimas.

Por la masacre de “Las Dos Erres” fueron condenados a 6,030 años de prisión en agosto del 2011 los ex soldados del Ejército, Reyes Collín Gualip, Pedro Pimentel Ríos, Daniel Martínez Méndez y Manuel Pop Sun, todos ellos pertenecientes a una unidad élite de las fuerzas armadas guatemaltecas (kaibiles).

También fue sentenciado el subteniente Carlos Antonio Carías, ex jefe de destacamento militar del área, quien recibió una pena de 5,060 años.

Otros dos, Jorge Vinicio Sosa Orantes y Gilberto Jordán, que también son acusados de participar en la masacre, están detenidos en Estados Unidos, donde cumplen una sentencia por mentir para obtener la ciudadanía de ese país.

Pérez dijo que otros ocho militares se encuentran prófugos de la justicia por ese caso.

Ríos Montt, quien ejerció el poder de facto en Guatemala entre 1982 y 1983 y actualmente tiene arresto domiciliario, se encuentra incapacitado mentalmente para afrontar un juicio, según una resolución emitida en julio del año pasado.

El exdictador iba a enfrentar por segunda vez un juicio por la matanza de 1,071 indígenas ixiles en el departamento de Quiché en 1982, pero a raíz de sus quebrantos de salud, el “juicio especial” quedó suspendido en mayo pasado.

http://elperiodico.com.gt/2016/10/17/pais/denuncian-maniobra-de-defensa-de-rios-montt-para-evitar-juicio/

Anuncios

Ríos Montt busca suspender persecución penal

sin autor, Prensa Libre, 17 de octubre 2016

Para este martes está convocada una audiencia en la que los abogados defensores del general retirado José Efraín Ríos Montt, plantearán la suspensión del proceso.

El abogado Edgar Pérez, familiares de las víctimas y la Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Guatemala (Famdegua), alertaron porque se trataría de un intento de frenar el proceso acusatorio por la masacre de 273 personas en diciembre de 1982.

Pérez explicó que el Juzgado de Mayor Riesgo A que preside Claudette Domínguez ha convocado para conocer la petición de los abogados del general retirado y discutir “la suspensión de la persecución penal” por la matanza conocida como “Las Dos Erres”, una comunidad de Petén.

El jurista denunció que la jueza “está violando el debido proceso” porque “ni siquiera se celebró la etapa intermedia del proceso” en la que se decide si va o no a juicio, y ahora convoca para conocer la solicitud del general Ríos Montt para que “se le suspenda la persecución penal”.

Recordó que en mayo de 2012 el militar retirado quedó ligado a proceso por ese caso y en agosto del mismo año el Ministerio Público (MP) presentó la acusación formal en su contra por los delitos de genocidio y deberes contra la humanidad (delito de lesa humanidad) por considerar que existen elementos suficientes de su participación en la matanza, dijo.

“Pasaron cuatro años y nunca se convocó a la fase intermedia”, enfatizó el abogado de las víctimas.

Explicó que la audiencia ha sido convocada por Domínguez para este martes a las 9 horas, sin la presencia de Ríos Montt.

Las condenas

Por la masacre de “Las Dos Erres” fueron condenados a 6 mil 30 años de prisión en agosto del 2011 los exkaibiles: Reyes Collín Gualip, Pedro Pimentel Ríos, Daniel Martínez Méndez y Manuel Pop Sun.

Mientras que el subteniente Carlos Antonio Carías, exjefe de destacamento militar, fue condenado a 5 mil 60 años.

Otros dos, Jorge Vinicio Sosa Orantes y Gilberto Jordán, que también son acusados de participar en la masacre, están detenidos en Estados Unidos donde cumplen una sentencia por mentir para obtener la ciudadanía de ese país.

Pérez dijo que otros ocho militares se encuentran prófugos de la justicia por ese caso.

Aura Elena Farfán, dirigente de Famdegua, recordó que el hallazgo de las 273 víctimas durante exhumaciones realizadas en julio de 1994, mayo y junio de 1995, causó “mucho impacto” entre los familiares de las víctimas.

“Hay elementos de prueba suficientes como para que los autores materiales e intelectuales de la matanza siguen diciendo que son inocentes”, sostuvo.

Detalló que entre las víctimas de la masacre de “Las Dos Erres” se encuentra, 113 menores de edad.

Ríos Montt se encuentra incapacitado mentalmente para afrontar un juicio, según una resolución emitida en julio del año pasado.

El exdictador iba a enfrentar por segunda vez un juicio por la matanza de 1 mil 71 indígenas ixiles del departamento noroccidental de Quiché durante su régimen de facto, pero a raíz de sus quebrantos de salud, el “juicio especial” quedó suspendido en mayo pasado.

El exjefe de Estado de facto se encuentra con arresto domiciliario.

http://www.prensalibre.com/guatemala/justicia/rios-montt-busca-suspender-persecucion-penal

La Masacre de las Dos Erres Nos Duele

Por: Elmer Ponce, FGER, 17 de octubre

Las cruces,  declarado como el municipio 334 de Guatemala según decreto ley 32- 2011, localizado a 71. 8 kilómetros con carretera asfaltada a una hora y media aproximadamente  de  Ciudad Flores cabecera  departamental de peten,  lugar que guarda un pasado oscuro en la historia del  país y que ha marcado la vida de muchos de sus residentes,  a unos 5 kilómetros del hoy municipio de las  cruces se encuentra una finca denominada los conacastes propiedad de los Mendoza una familia adinerada que centra sus dominios en todo el norte del país, allí, existió un parcelamiento denominado las 2 erres, misma que ahora existe en la memoria de quienes la conocieron,

El parcelamiento Las Dos Erres, en La Libertad Petén, fundada en 1978, en el contexto de la distribución gratuita de tierras fiscales por parte del Gobierno. La agencia gubernamental FYDEP (Fomento y Desarrollo Económico de Petén) autorizó en distintos sitios  lotes de tierra. En este lugar de La Libertad se  dio permiso a repartir 100 caballerías de tierras  a Federico Aquino Ruano y Marcos Reyes, para cederlas en parcelas  de una, dos y cinco caballerías a quienes lo solicitaran…

A principios de 1982, varios miembros de la insurgente FAR (Fuerzas Armadas Rebeldes) realizaron actos de presencia en la zona. A mediados de ese año, en el mes de  septiembre se produjo una emboscada a las unidades militares, asesinando a 20  soldados del ejército de Guatemala, confiscándoles el armamento y equipo militar, lo que hizo que se intensificara la presencia militar.

Disfrazados de guerrilleros, la unidad de 20 hombres asaltó las dos erres el 7 de diciembre, respaldada por una fuerza de apoyo de 40 comandos uniformados. Las tropas no encontraron ni los rifles ni evidencia de actividad guerrillera. El operativo finalizó en un frenesí de violaciones, torturas y asesinatos que aniquiló a casi toda la población, a más 250  personas, entre niños, mujeres, hombres y ancianos, según expedientes judiciales guatemaltecos y estadounidenses.

Hoy familiares de las victimas lo recuerdan lo ocurrido  con gran pesar. Como Don Rodemiro Martínez vecino del hoy municipio de las cruces, quien  labora en un ministerio del Estado de Guatemala, injertando frutales en un vivero del MAGA Ministerio de Agricultura Ganaderia y Alimentación en el Subin él, es  familiar de una  de las víctimas de la masacre de las 2 Erres.

Así también es el caso doña Juana Gonzales Esposa de  don Valdomero Pineda quien perdió a más de una decena de sus familiares, doña Juana que desempeña la labor de comadrona en la comunidad sentada en su mecedora y con el acompañamiento de su pequeña nieta recuerda cuantas victimas encontraron en el pozo donde fueron arrojados  cada una de las víctimas y que aun recuerda los nombres de  cada uno de ellos…
Han transcurrido ya  casi 33 años y hoy en el cementerio de las cruces que se encuentra a unos 800 metros al noreste  del parque central, se encuentra 3 monumentos que recuerdan estos hechos,  el pozo de la vergüenza, la cruz con sus respectivas placas con los nombres de las víctimas  y el mausoleo todos ellos construidos con el apoyo de La Asociación de  Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Guatemala (FANDEGUA) y particularmente el mausoleo  que contiene los osarios donde descansan los restos de más 220 víctimas de aquella masacre cometida por un escuadrón de kaibiles del ejército de Guatemala, fue apoyado por la cruz Roja y COPREDE en el año 2013.

Según don  Rodemiro Martínez, existieron  dificultades para poder construir el mausoleo, con el apoyo de la cruz roja y  la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos COPREDEH.

Por su parte doña Juana Gonzales recuerda el apoyo de La Asociación de  Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Guatemala (FANDEGUA)  para la construcción del pozo de la vergüenza  la cruz  y las placas  con el nombre de las víctimas y ahora el mausoleo, todos  se encuentran en el mismo lugar, el cementerio de las cruces. 

La vida se desgrana  segundo a segundo,  los familiares  de las víctimas de las 2 erres  continúan luchando por el reconocimiento de la verdad de  la justicia, luchan  contra la impunidad.

El día vuelve a caer en aquel lugar lejos de la ciudad, aquel lugar que perdura muy pero muy  dentro del corazón…

La Masacre de las Dos Erres Nos Duele