Por qué las autoridades indígenas perdieron (y ganaron) con las reformas

POR / 17 marzo 2017, Nomada

Aunque en primera instancia podría considerarse una derrota para las autoridades ancestrales que renunciaran a incluir el derecho indígena en las reformas constitucionales que promueven el MP y la CICIG, ellos lo ven de otra manera. Esta fue la decisión y las reflexiones que hicieron hace una semana, el 8 de marzo, que fueron opacadas por la tragedia de las niñas.

Las autoridades indígenas dijeron ese miércoles que retiraban su apoyo a la propuesta de reforma al artículo 203 de la Constitución, que reconocía el derecho indígena y su jurisprudencia. Ese artículo era la excusa de los “grupos de poder” para rechazar la totalidad de un paquete de modificaciones legales que pretenden garantizar la justicia pronta e independiente.

Rigoberto Juárez, autoridad ancestral maya q’anjobal, explicó que la impartición de la justicia indígena continuará en las comunidades para resolver sus conflictos internos y se sentará jurisprudencia apegada a las costumbres de los pueblos originarios, pero sin el reconocimiento constitucional.

Este paso en su lucha no es considerado una derrota porque, según Juárez, las autoridades indígenas terminaron más fortalecidas tras el debate nacional sobre el pluralismo jurídico. Están convencidos de que pueden jugar un papel estratégico en los próximos pulsos por el poder.

En los últimos meses, la incidencia de los grupos indígenas quedó en evidencia con las marchas y campañas a favor del pluralismo jurídico, que obligaron a políticos, activistas y empresarios, principalmente del CACIF­ –el sector privado organizado–, a plantarse con declaraciones en rechazo a la propuesta de las autoridades ancestrales.

El pedido por el reconocimiento del pluralismo jurídico también desató una campaña en su contra a través de las redes sociales y radios, cuyo objetivo era desprestigiar el planteamiento de las autoridades indígenas.

Rigoberto Juárez explica que los “grupos de poder económico” utilizaron diferentes medios para atacar las reformas, pero detrás de sus estrategas de comunicación se evidenció el temor que genera la organización de los pueblos mayas y su poder de incidencia.

Edgar Gutiérrez, director del Instituto Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala y columnista de elPeriódico, llamó “el despertar de un gigante dormido” al empoderamiento de las autoridades indígenas:

–Esas autoridades comenzaron a mostrar su músculo político con movilizaciones pacíficas y sin acarreos. Fueron interlocutores del poder central y presentaron su propia propuesta de reforma, en la cual, significativamente, no se autonombran. Su mensaje sereno mostró también por qué son autoridades: demandaron respeto a su sistema de costumbres-ley que evoluciona constantemente y es más antiguo que nuestra memoria. Dijeron que querían la inclusión y el reconocimiento, pero a la vez advirtieron que no los utilizaran de pretexto para polarizar y traer abajo el conjunto de reformas a la justicia.

Tomás Saloj, alcalde indígena de Sololá, cree que las estrategias articuladas por diputados, el sector militar y empresarial contra las reformas constitucionales pone en evidencia el peso que tuvo la propuesta de los líderes indígenas organizados, y confirma que la articulación de los pueblos indígenas como actor social continuará en otras batallas.

La socióloga Gladys Tzul escribió un blog para Nómada y, en la misma línea de Edgar Gutiérrez, dice que no todo está perdido, sino que por el contrario, hay cada vez más incidencia en la organización indígena, aunque las reformas al artículo 203 ahora ya no sean viables:

­–Si la ley la discuten los poderes reales, el rumbo que han marcado los hechos que sucedieron en estos días en las calles y en el Congreso, exhiben cómo las Autoridades Indígenas son un poder real en el país. Quienes buscan posponer la discusión de la propuesta de redacción del artículo 203 planteada por las Autoridades Indígenas conocen que la misma busca el bien común y por eso la obstruyen.

Las autoridades indígenas dicen que apoyarán las reformas constitucionales para garantizar la independencia judicial y la impartición de la justicia sin dilación, y continuarán vigilantes de los grupos de poder que hasta ahora han obstaculizado el proceso en el Congreso.

Mientras tanto los diputados siguen atrasando la discusión de las reformas y no se sabe con precisión que obstáculos habrá, aún sin el artículo 203, para que se aprueben los cambios a la Constitución. No obstante, los grupos indígenas dicen que ya ganaron terreno.

Al respecto, Gutiérrez es categórico: “Las autoridades indígenas están ahora allí. Hablaron, vimos sus rostros y sus símbolos de autoridad”.

https://nomada.gt/por-que-las-autoridades-indigenas-perdieron-y-ganaron-con-las-reformas/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s