Resolución de conflictos agrarios no es posible sin marco legal: SAA

POR ANTIGUA GUATEMALA Agencia CERIGUA

Axel López, titular de la Secretaría de Asuntos Agrarios de Guatemala (SAA) dijo durante su exposición en el Foro de la Tierra 2013, que se lleva a cabo en la ciudad de Antigua Guatemala, que en el país no hay un marco legal que permita resolver conflictos agrarios de forma eficiente.


El evento, en el que participan unas 200 personas de aproximadamente 50 países, tiene como tema central la gobernanza territorial inclusiva y sostenible para la seguridad alimentaria, un espacio para que campesinos, defensores de derechos humanos y representantes de gobiernos, compartan sus experiencias; fue organizado por la Coalición Internacional para el Acceso de la Tierra, con el apoyo local de la Coordinadora de ONGS y Cooperativas (CONGCOOP).

El Secretario de Asuntos Agrarios indicó que Guatemala no cuenta con códigos ni con tribunales agrarios, mientras que los jueces no tienen experiencia para resolver casos de conflictividad agraria; la mayoría de veces, los conflictos por tierra a nivel local son provocados por presiones mineras y grandes proyectos de inversión.

Thelma Cabrera, del Comité de Desarrollo Campesino de Guatemala (CODECA), en relación con los problemas que enfrentan los pueblos indígenas en la defensa de sus tierras, señaló que tienen diversas propuestas sobre exportación, rutas financieras y construcción de poder local, sin embargo la mayoría son ignoradas por las autoridades.

Cabrera recordó que a la propuesta de Desarrollo Rural Integral se le ha hecho muchas modificaciones y se le ha extraído el espíritu; CODECA propuso que el 20 por ciento de la tierra se asigne al campesinado que no dependan de los programas asistencialistas de gobierno, para producir granos básicos.

Marta Fraticelli, del Fondo Documental Dinámico sobre la gobernanza de los recursos naturales (AGTER), enfatizó que los gobiernos no deben apostar por el modelo de agricultura familiar y a la vez por la agricultura capitalista extensiva, pues es incongruente.

La agricultura familiar genera empleos, maximiza la producción y favorece el dinamismo de las economías locales por conexión familia-producción; también tiene ventajas porque permite el manejo de los recursos naturales y del territorio de forma más sustentable en comparación con otros modelos, puntualizó Fraticelli.
En un mensaje enviado especialmente al evento, la Relatora Especial sobre la situación de los derechos humanos, Margareth Sekaggya, pidió a los Estados a proteger a los defensores de los derechos de la Tierra que hayan sido amenazados; los sistemas de justicia deben investigar las presuntas violaciones y procesar a los autores.

Ward Ansseuw del Centro de Cooperación Internacional para la Investigación Agroquímica de Francia (CIRAD), expresó en relación con el acaparamiento de tierras, que las empresas no sólo compran grandes extensiones, también adquieren y controlan las cadenas de valor.

En ese sentido, resaltan dos dinámicas: la tierra se integra vía el agro-negocio directo, también a través el “no agro-negocio” en la cadena de valor del sector agrícola; en ambas direcciones, son presiones comerciales sobre la tierra que afecta gravemente la agricultura a pequeña escala y priva de normas territoriales a los países, concluyó Ansseuw.

 

http://www.lahora.com.gt/index.php/nacional/guatemala/departamental/176802-resolucion-de-conflictos-agrarios-no-es-posible-sin-marco-legal-saa

Anuncios

Inicia foro global sobre la Tierra en Guatemala

ALEXIS BATRES

Con el objetivo de encontrar soluciones a los problemas agrarios de Guatemala y el mundo, un total de 150 representantes de diversos países de África, Europa, Asia y Latinoamérica se reunirán a partir de hoy en La Antigua Guatemala a disertar en el “Foro Global de la Tierra”.

Helmer Velásquez, director ejecutivo de Congecoop, destacó que el foro pretende abordar temas relacionados a la agricultura familiar y su contribución al desarrollo de los países, seguridad alimentaria, el acaparamiento de tierras, empleo, vivienda y hábitat digno.

“Lo que el foro busca es encontrar rutas de solución a problemas agrarios persistentes en muchos países que van desde el acceso a la tierra hasta mejorar la productividad agrícola de las familias más pobres que apenas subsisten de sus cultivos”, destacó Velásquez.

El Foro Global de la Tierra es un foro internacional organizado cada dos años por la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra (ILC, por sus siglas en inglés), para facilitar procesos para la resolución de los diversos problemas agrarios.  El último evento se realizó en Albania, Europa; y es la primera ocasión que se realiza en Guatemala.

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20130423/economia/227280/

OEA impulsa plan piloto para etanol

POR BYRON DARDóN

El Departamento de Desarrollo Sostenible de la Organización de los Estados Americanos (OEA) impulsa la firma de un convenio que  ponga en  marcha un plan piloto para el uso de etanol combinado con gasolina en automóviles en Guatemala.

Iniciativa busca combinar carburantes.     Iniciativa busca combinar carburantes.

Rubén Contreras, representante de la entidad,  manifestó durante una visita, que  el país posee  una industria madura de etanol e, incluso, contribuye a descontaminar el ambiente.

El especialista  refirió  que en los próximos 20 años,    países como Guatemala,  que no producen combustibles,  empezarán a tener problemas de abastecimiento y  de precios, ya  que los carburantes de origen fósil serán escasos, por lo que un combustible “puente” como el etanol ayudaría a reducir la dependencia del petróleo con beneficios adicionales como el cuidado ambiental y de la salud en el país.

“Guatemala es la única nación en la región centroamericana que tiene una certificación europea, por lo que utilizar etanol en el país podría ser una solución para reducir las emisiones también”, afirmó Contreras.

Añadió que los acercamientos que mantuvieron durante tres días tuvieron  buena recepción por  parte del sector privado y del Gobierno, pero aún no se ha definido  si se firmará un acuerdo.

El funcionario manifestó que dependerá del interés que manifieste el Gobierno, por lo que  esperan la respuesta del mismo.

Fausto Velásquez, gerente de ventas de Uno Guatemala, refirió  que instalar un proyecto piloto para la evaluación  del etanol es factible técnicamente, pero se deben observar  otros aspectos técnicos como el porcentaje, el tipo de gasolina y el impacto en la sustitución de tierras, así como la inversión para readecuar los equipos.

Agregó que países como Colombia y Brasil lo utilizan con éxito, pero desarrollaron el programa de manera estructurada, paso a paso, con una decisión de país y con regulaciones que dejan claro los roles de los productores, los transportistas, quienes lo mezclen y los comercializadores.

“Es viable la tecnología en el país, pero depende mucho de qué porcentaje se quiera poner al combustible, así como  del  tipo de automóvil,  pues los más antiguos son los más susceptibles a sufrir daños”, aseguró  Velásquez.

Juan José Porras, integrante de la comisión de Energía y Minas del Congreso, expuso  que  en la actualidad no existen iniciativas respecto del etanol. Agregó que  se debe revisar el marco jurídico y si no es el adecuado habrá que hacer los ajustes.

“A la comisión de Energía y Minas del Congreso nos interesaría conocer una iniciativa  que permitiera regular específicamente el uso de etanol para impedir la ambigüedad o la ilegalidad en su producción y empleo”, afirmó.

Capacidad productiva

Guatemala cuenta con cinco destilerías que tienen una capacidad instalada de producción de alcohol de 65 millones de galones  al año. Para hacer una mezcla del 10% en la gasolina    se necesitarían aproximadamente 28 millones de galones, según los  cálculos de la Asociación  de Combustibles Renovables de Guatemala.

De acuerdo con datos del Ministerio de Energía y Minas, durante el 2012 el país consumió un millón 602 mil barriles de combustibles equivalentes a  728 millones  entre gasolina y diésel.

Solo en el caso de las gasolinas, el país consume 337 millones de galones, lo que quiere decir que se necesitarían 34 millones de galones de etanol para cubrir  la demanda del 10%  para cada galón de gasolina.

Sin embargo, expertos señalan que se requiere de un combustible especialmente diseñado  para evitar el problema de la evaporación denominado  RBOE, que  podría ser más caro que el normal.

http://www.prensalibre.com/economia/OEA-impulsa-plan-piloto-etanol_0_902309769.html

Campesinos invaden finca

POR A. COYOY

Unas 300  familias campesinas de Colomba, Quetzaltenango,  ocuparon    terrenos de la finca El  Rosario Bola de Oro, en  ese municipio, y aseguran que la crisis económica y la falta de tierra para cosechar es lo que los  impulsó a tomar esa decisión.

Jorge Vásquez, uno de los invasores, dijo que  unas  mil 200 personas, entre adultos y niños, son las que ahora viven  en  casas improvisadas en esas tierras, las cuales, según él,    no tienen dueño, por lo que esperan que los dejen quedarse   sin ningún problema.

 

http://www.prensalibre.com/quetzaltenango/Campesinos-invaden-finca_0_902309799.html

Gobierno intenta prevenir e intervenir en conflictos sociales

Balcárcel considera que es un trabajo en conjunto con la sociedad civil y la iglesia porque son problemas históricos.

Sofía Menchú smenchu@elperiodico.com.gt

Fuente menor Fuente normal Fuente grande

Ampliar imágen EP Foto:  José Miguel Lam > elPeriódico Balcárcel asegura que buscan rediseñar y convertir las estrategias en prevención y solución de conflictos.

Más fotos

EP

Un equipo que coordina el comisionado presidencial para el Diálogo, Miguel Ángel Balcárcel, se prepara para hacer un mapeo de las zonas y conflictos de las áreas rurales del país con el propósito de evitar que ocurran disturbios como los sucedidos el 1 de mayo en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango.

 

La idea, dijo, es fortalecer la institucionalidad del Sistema Nacional de Diálogo Permanente que se creó durante el gobierno de Álvaro Colom. “Hicimos un análisis de la realidad y la conflictividad que hay en el país; buscamos rediseñar y convertir las estrategias en prevención y solución de conflictos”, dijo.

 

Hasta el momento tienen identifica 2 mil 258 conflictos de varios tipos, de los que, según la Secretaría de Asuntos Agrarios, 258 son agrarios. Balcárcel dijo que hace falta contabilizar los problemas laborales, de salud, educación, infraestructura y del control de recursos naturales –la minería, petroleras e hidroeléctricas– que existen en cada región.  “Hemos hechos análisis y encontramos que la cultura de violencia en el país es un hecho. Hay problemas históricos y recurrentes que nos llevan a la complejidad de las relaciones en todo sentido. Le explico, una necesidad no resuelta se convierte en problema, el problema lleva al conflicto y el conflicto a la crisis”, afirmó Balcárcel.

 

Otra de las tareas que encomendó el Ejecutivo es lograr la credibilidad a las organizaciones gubernamentales que pretenden dar respuesta a las comunidades. “Podemos afirmar con cierta propiedad que el propio Estado es generador de conflictividad, porque es incapaz de resolver las necesidades de la gente”, manifestó.

 

El equipo está conformado por la Secretaría de Asuntos Agrarios, la Comisión Presidencial de los Derechos Humanos, los ministerios de Gobernación, Ambiente y Energía y Minas; además de la Secretaría Ejecutiva de la Presidencia, el Fondo Nacional para la Paz y la Secretaría General de Planificación y Programación.

 

Daniel Pascual, coordinador general del Comité de Unidad Campesina (CUC), manifestó que los hechos de Barillas y el reporte del Procurador de los Derechos Humanos, el cual identifica 154 focos de conflictividad, alertó al Gobierno.

 

“Esto le paró los pelos al General (Otto Pérez) y, si los conflictos ocurren al mismo tiempo, sería un estallido social. Hasta ahora entienden que es un detonante muy fuerte que tiene que ver con el despojo de tierras, explotaciones y demás demandas que nosotros estamos pidiendo”, dijo.

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20120522/pais/212542/

Los niños de San José del Golfo en el centro de la tormenta

Familias resisten frente a la entrada de una mina de Exmingua. La motivación es la niñez.

Daniela Castillo dcastillo@elperiodico.com.gt

Fuente menor Fuente normal Fuente grande

Ampliar imágen EP Foto:  Carlos Alonso > elPeriódico Un niño juega frente a la entrada del proyecto minero El Tambor, ubicado en el límite de San José del Golfo y San Pedro Ayampuc. El proyecto pertenece a la empresa minera Exmingua.

Más fotos

EP EP EP EP

Jugaba con su camión de juguete en la tierra, aquí solo se permiten camiones a escala para que los niños puedan seguir jugando. Los grandes no, esos no pasan.

 

Justo atrás, un camino de tierra que se esconde entre la montaña, un portón rojo cerrado con candado. El niño juega frente a la entrada, los demás niños corren, ríen y juegan alrededor. Las mujeres y los hombres vigilan, están alerta. Llevan 2 meses y unas semanas en resistencia frente a la entrada del proyecto minero El Tambor (Progreso 7 Derivada) ubicado en el límite de San José del Golfo y San Pedro Ayampuc. El proyecto le pertenece a la empresa minera Exmingua (Exploraciones Mineras de Guatemala, S.A.) la que a su vez es subsidiada por la empresa canadiense Radius Exploration Ltd.

 

“Yo estoy aquí por los niños, esto es tragedia no progreso”, comenta una de las mujeres en la resistencia.

 

Hace calor, es un área seca y la mina utilizaría enormes cantidades de agua en los pozos que tiene previsto perforar. Según los pobladores un pozo utilizaría un aproximado de un galón de agua por segundo para la extracción de oro y plata. Un río pasa por el área en el que esta ubicada la mina y lleva agua a dos aldeas más. Si el agua llegara a contaminarse o el río llegara a secarse, sería un grave problema para la salud de las familias que habitan estos lugares.

 

Selvin Morales, el actual gerente general de Exmingua, durante una visita que se realizó a la mina con gente de la comunidad, representantes del Ministerio de Energía y Minas, un diputado de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) y representantes del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, resalta que “no se va a usar cianuro, solo algunos detergentes” y que no va a comprometer “la capacidad de agua de esta comunidad”.

 

“Lamentablemente Selvin Morales no tiene ética profesional, porque él, siendo el director general de Minería, del Ministerio de Energía y Minas, en su momento empezó a tramitar la licencia para esta mina y ahora es el gerente general de Exmingua. Nosotros no estamos con los ojos cerrados”, comenta Yoli Oqueli, vecina activa de la resistencia en San José del Golfo.

 

El 8 de mayo, durante la madrugada, llegó un convoy de maquinaria escoltado por aproximadamente 45 radiopatrullas, 400 elementos de la Policía Nacional Civil y 2 camionetas de antimotines.

 

“Querían entrar a la mina, les pedía de corazón que se fueran, no queremos violencia”, dice una vecina.

 

“Pedían placas de carros, había patrullas por todo el camino. No dejaban pasar, tenían armas, querían rodearnos. A un muchacho que tomó fotos le quitaron la cámara y le borraron las fotos”, agrega un vecino.

 

“Se metieron a terreno privado. Tiraron cercos, no es cierto que quieren diálogo, nunca han dado la cara. Quieren dialogar con solo una persona, no con todos, aquí lideres somos todos”, comenta una señora.

 

Ella pregunta, “¿Por qué vienen con antimotines a tratarnos como basura?”

 

En el 2002 el Ministerio de Energía y Minas le otorgó la licencia de exploración a Exmingua. En el 2007 se hizo un túnel de 200 metros.

 

“En toda licencia de exploración y reconocimiento no puede haber ninguna obra de construcción”, dice Carlos Mejía, diputado del partido URNG Maíz, “este túnel es una violación flagrante a nuestra ley y no debió haberse permitido, esto bastaba para tener un argumento de violación para cancelar incluso la licencia de exploración”.

 

La ley de minería establece que hay tres tipos de licencia: de reconocimiento, exploración y explotación.

 

Selvin Morales explica que “hay varios métodos de exploración” que se dividen en tres fases, la última es la de perforación, “hay proyectos que necesitan de un túnel de exploración”.

 

“En ningún momento se explotó”, agrega un ingeniero que trabaja para Exmingua.

 

Francisco Quan, del departamento de Control Minero responde que “la ley no lo estipula, no dice no hacerlo ni sí hacerlo”.

 

Los rostros de los comunitarios están indignados.

 

Un representante de la empresa contratista se dirige a los pobladores y dice, “el proceso de ahorita no tiene nada que ver con minería, es una obra totalmente de construcción que se hace igual para una planta de explotación y tratamiento de oro como se hace igual para un centro comercial al que todos asistimos”.

 

Entre las verdes montañas que los rodean no existe ni un solo centro comercial. Es un área de agricultura, donde se siembra frijol y milpa, por eso en este lugar defienden la tierra.

 

La licencia que se les otorgó tiene una fase de explotación de 25 años, pero la empresa asegura que solo van a explotar 5 o 7 años.

 

“Es un tiempo corto en años que el proyecto se cierra y va llegar una etapa en la que esta empresa reforesta y lo deja en las mismas o mejores condiciones que antes”, dice Morales.

 

Según Morales, Exmingua tiene previsto explotar 150 toneladas de oro al día, dejarlo en bruto, pesarlo, pagar las regalías al Gobierno y enviarlo a Japón en donde se inicia el proceso para transformarlo en lingotes.

 

Los vecinos escuchan escépticos. La destrucción al medio ambiente es evidente desde donde todos están parados y eso no se puede esconder con palabras.

 

“Nosotros empezamos la resistencia porque ya estábamos cansados de tantos atropellos de la empresa minera que venía a hacer las cosas sin consultarle a la comunidad, incluso hasta el día de hoy”, comenta Yoli.

 

“El pueblo no se va a retirar mientras no haya una consulta comunitaria”, dice un vecino.

 

La consulta comunitaria es un derecho. En el convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Número169 se establece que “se reconocen las aspiraciones de los pueblos a asumir el control de sus propias instituciones y formas de vida, de su desarrollo económico y a mantener y fortalecer sus identidades. Recordando la particular contribución de los pueblos indígenas y tribales a la diversidad cultural, a la armonía social y ecológica de la humanidad y a la cooperación y comprensión”.

 

En las comunidades alrededor de la mina no se hizo ninguna consulta comunitaria. Llego el día en que de repente el territorio fue vendido e invadido por maquinaria.

 

“A nuestros recursos naturales como pueblo tenemos la harta obligación de defenderlos, luchar por ello y defendernos como ciudadanos de una invasión extranjera, ya lo dice nuestro himno”, comenta uno de los vecinos que participa en la resistencia.

 

Afuera de la mina los niños siguen jugando, se oyen las risas, la comunidad se aglomera frente al portón y se entona …“si mañana tu suelo sagrado lo amenaza invasión extranjera, libre al viento tu hermosa bandera a vencer o a morir llamará… que tu pueblo con ánima fiera antes muerto que esclavo será… nunca esquivan la ruda pelea si defienden su tierra y su hogar, que es tan solo el honor su alma idea y el altar de la patria su altar…”

 

Los niños salen corriendo y continúan el juego de la infancia y como dice Galeano “ciento veinte millones de niños en el centro de la tormenta”

(video)

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20120522/pais/212538/

Un debate necesario (II)

Guatemala todavía opera con la lógica de la plantación bananera.

Carol Zardetto

Fuente menor Fuente normal Fuente grande

La segunda cuestión que parece olvidar el doctor de la Torre al analizar el conflicto armado es la violencia económica que ha sido el principal factor de conflictividad en nuestro país. La masiva participación de  campesinos que se adhirieron a la guerrilla  se debió a la necesidad de resolver el problema de la sobrevivencia.  Desafortunamente la exclusión económica poco ha cambiado, pues seguimos sometidos a una economía donde la tierra es detentada por una minoría que impone relaciones que impiden la movilidad social.  Es decir, Guatemala todavía opera con la lógica de la plantación que hizo que alguna vez fuésemos conocidos como un banana country.

 

Así las cosas, un Estado fundado sobre las premisas de la exclusión económica y la supresión de la disidencia política no puede ostentar la bandera de la “representatividad” y es extraño que un académico como de la Torre pueda defender esta postura.

 

La tercera cuestión fundamental del conflicto que no puede obviarse y que silencia el de la Torre fue el ataque a poblaciones desarmadas y el asesinato masivo de personas no combatientes. Al proceder de esta manera, no solo ilegal sino profundamente inhumana, el Ejército anuló su adhesión al Estado de Derecho y se colocó a la sombra del poder real, ajeno a las sociedades civilizadas.  Quizá sea este el tema más crucial a evaluar. ¿Podemos, bajo la óptica de la más elemental ética humana, exonerar la política de exterminio aplicada durante el conflicto?

 

Como ciudadanos guatemaltecos no podemos seguir sintiéndonos víctimas de un destino fatal. Tenemos la obligación de construir una Nación sobre premisas distintas a las que marcaron nuestra historia.  Del conflicto armado podemos aprender que un Estado legítimo está construido sobre la base del absoluto respeto a los derechos ciudadanos y la sujeción a la ley. A esto le llamamos Estado de Derecho e implica una adhesión y un compromiso inclaudicable, más allá de nuestros miedos de clase, de nuestros intereses particulares, de nuestra falta de ética ciudadana.  También es urgente establecer las bases de la inclusión económica y la movilidad social.  De esta manera, podemos desarticular los eternos conflictos que nos mantienen sumidos en la violencia, en una pobreza innecesaria y que nos llevaron al absurdo de la guerra. Si no logramos trascender el oscurantismo de las posturas ideológicas radicales, si no aceptamos las realidades básicas que originaron el conflicto, si no podemos condenar la inmoralidad de una economía injusta y, principalmente, la que permitió los horrores que sucedieron en nuestra tierra,  entonces estamos condenados a repetir la historia.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20111223/opinion/205489/