Mujeres están en desventaja

Un elevado índice de discriminación hacia la mujer persiste en el país, se estableció ayer durante la segunda jornada del Congreso Nacional sobre Discriminación y Racismo, la cual giró sobre la condición de las indígenas guatemaltecas.

 

Según María Machicado, representante de la Entidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y Empoderamiento de la Mujer, es alta la discriminación contra las indígenas.

Indicó que por condición étnica se reducen hasta la mitad los ingresos de una persona, y otro tanto igual por ser mujer. Eso equivale a un 75 por ciento de reducción de ingresos, y con ello, de calidad de vida.

“Al llegar a un empleo se cuestiona su vestimenta. En las universidades no usan su traje para ser integradas y sobrevivir la carrera. Son muestras de que el racismo y la discriminación las están excluyendo aún más”, dijo Machicado.

Rosa Tacán, comisionada contra la Discriminación y el Racismo, señaló que faltan cambios en el Estado para modificar las condiciones.

“Solo hay una reforma al Código Penal, no hay una ley específica. Hay un vacío institucional y para que se atiendan los casos debe haber fiscalía y tribunal contra la discriminación”, refirió.

Exposiciones

También se habló de la conflictividad social y consultas comunitarias, y se coincidió en que el Estado favorece la discriminación al no reconocer el derecho de los pueblos originarios.

“La no consulta es expresión de racismo de Estado”, sostuvo el expositor Ricardo Cajas, en la Mesa sobre Consultas Comunitarias.

El Congreso finaliza hoy en el Conservatorio Nacional de Música, zona 1, con el panel La Construcción del Estado Intercultural.

Costo del racismo

La discriminación le cuesta al Estado más de Q6 mil millones.

El 94 por ciento de la población reconoce haber discriminado a alguien.

El racismo es responsable de la reducción de hasta  50 por ciento de los sueldos.

Las mujeres indígenas tienen una disminución de hasta cinco años de escolaridad.

La mortalidad materna predomina en las comunidades indígenas, por la falta de acceso a salud.

POR ÁLEX ROJAS
Anuncios

Desapariciones continúan

Por WALTER SACTIC

Desaparecidos

Hasta ayer por la mañana la Unidad Operativa del Sistema de Alerta Alba-Keneth de la Procuraduría General de la Nación (PGN) reportó 41 casos activados por desaparición de menores en todo el país, ya que se desactivaron ocho de 49 con las que se inició el 2014.

Las primeras cifras de este año se sumaron a los mil 425 alertas activadas del 2013, lo que hace un total de mil 466 menores que continúan sin aparecer.

Harold Flores, jefe de esa Unidad, aseguró que la trata de personas o amenazas contra los menores son algunas de las causas por las que desaparecen los niños y adolescentes.

Agregó que los secuestros, conflictos familiares o por decisión propia son otras de las razones por las que familiares presentan las denuncias.

En diciembre recién pasado se presentaron 123 quejas por adolescentes desaparecidos y 404 de mujeres, aunque para la Unidad no representa un repunte, que es parte del incremento de casos que comenzó en julio del 2013.

Guatemala, Escuintla, Petén, Quetzaltenango y San Marcos, son los lugares considerados rojos por las denuncias reportadas por la PGN y la Policía. Según la base de datos de la Unidad, cinco mil 985 casos se registraron en el 2013 y cuatro mil 487 en el 2012.

http://www.prensalibre.com/noticias/justicia/Sociedad-Violencia-Desapariciones-Alba_Keneth_0_1060094011.html

Opinion: Mujeres en el juicio

http://www.elperiodico.com.gt/es/20130413/opinion/226875/

13 de abril de 2013 por Anamaría Cofiño K.

La Sala de Vistas donde se lleva a cabo el juicio por genocidio es un escenario de varias pistas donde se entrecruzan la historia, las desigualdades, la diversidad cultural, los cambios sociales. En dicho espacio confluyen grupos y personajes que nunca se habían visto de frente. Quizá los más notorios sean los militares y los indígenas, que se distinguen diametralmente por actitudes, gestos y apariencia. También hay periodistas nacionales y extranjeros, políticos de derecha e izquierda, mujeres y hombres de distintas condiciones. Es una representación sintética que pone de relieve la complejidad que caracteriza a Guatemala. 

Es histórico que una jueza presida como máxima autoridad el tribunal, integrado por otra jueza y un juez, apoyadas también por oficiales mujeres. En contraste, los abogados de las partes son todos hombres, con excepción de una fiscal del Ministerio Público. Varias testigos han comparecido con sus valiosos testimonios, sobre todo indígenas ixiles víctimas directas de la violencia. Beatriz Manz, antropóloga chilena, aportó elementos para entender el fenómeno del refugio desde su experiencia de campo en Guatemala. Los peritajes presentados por mujeres profesionales han sido de excelente calidad, como el de la historiadora Marta Casaús, quien expuso magistralmente el fenómeno del racismo como ingrediente fundamental de los hechos en cuestión. Nieves Gómez, psicóloga y criminóloga, hizo una presentación que se enfocó en el daño psicosocial hacia individuos y grupos provocado por las masacres, persecuciones y asesinatos masivos de población civil durante el periodo en que Ríos Montt ocupó el cargo de mayor responsabilidad del Estado.

En ese tiempo, las mujeres fueron objeto de violencia sexual de manera masiva, repetitiva, cruel e inhumana. El Ejército perpetró violaciones sexuales hacia adultas, ancianas, adolescentes y niñas, dejando consecuencias traumáticas que duran hasta hoy. La violencia sexual afectó a quienes encarnan valores sagrados para la comunidad, pero también a los hombres agredidos indirectamente por medio de seres queridos, como madres, hermanas, abuelas, parientes y personas cercanas. La violación sexual generó un fuerte rechazo hacia ellas, y hasta maltrato, por considerarlas mujeres sucias. Hasta el presente se vive las consecuencias en sus vidas y en las de sus descendientes. Niñas y niños producto de las violaciones también viven conflictos que podrían sanar con las atenciones debidas, en condiciones de seguridad que todavía nadie garantiza.

El miedo y el terror, la tristeza, la depresión, el dolor, la desconfianza, la vergüenza, enfermedades físicas y ruptura comunitaria son algunos de los efectos que se encuentran presentes entre miles de personas afectadas por la violencia que el Ejército emprendió contra cientos de aldeas y comunidades. Las mujeres fueron muchas veces quienes empezaron a buscar a sus familiares desaparecidos, a exigir que se detuviera la conscripción militar, que se iniciaran procesos legales para castigar a los criminales. Esto lo siguen haciendo desde la certeza de que su causa es justa, y de que es su derecho esclarecer los hechos y darlos a conocer.

MP busca a responsables de abusos en Sepur

La Fiscalía continúa con el estudio de las declaraciones de las víctimas de abusos  y violaciones en el destacamento militar.

Jerson Ramos jramos@elperiodico.com.gt

36 personas

están identificadas y señaladas en la querella presentada ante el MP por los abusos sexuales.

Los nombres de Juan Sam López, Miguel Ángel Caal, Juan Tiul, Andrés Caal y Pedro Xicol, entre otros, fueron pronunciados por un grupo de campesinos q’eqchi’es que declararon ante un juzgado sobre los abusos que sufrieron de parte de soldados en el destacamento de Sepur Zarco, El Estor, Izabal.

 

Todos ellos eran comisionados militares en poblados que se ubican en el área del río Polochic, entre Alta Verapaz e Izabal. Las pesquisas señalan que los hechos ocurrieron desde 1982 hasta 1988.

 

El Ministerio Público (MP) busca identificar la responsabilidad de los antes mencionados con las violaciones sexuales denunciadas por 15 mujeres indígenas de aquella región. “La fiscalía realizará peritajes antropológicos, psicosociales, de género, culturales y médicos que serán fundamentales para solicitar las acciones pertinentes”, manifestó el ente encargado de la persecución penal, por medio de su oficina de prensa.

 

Ana Lucía Morán, directora de la organización Mujeres Transformando el Mundo, explicó que durante siete años esa entidad ha dado apoyo a las víctimas de los abusos en la base militar. “Durante ese tiempo hemos obtenido los nombres de quienes pudieron participar en esos hechos”, dijo.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20121009/pais/218987/

MP brindará seguridad a mujeres víctimas

El Ministerio Público (MP) se hará cargo de la seguridad de las 15 mujeres víctimas de violación y esclavitud sexual, que fueron retenidas en el destacamento militar ubicado en el Sepur, Zarco, Izabal, durante el tiempo del conflicto armado interno.

POR JODY GARCÍA 

De acuerdo con la información por las declaraciones de las féminas, la Fiscalía de Derechos Humanos buscaría que varias de las víctimas no regresen a su comunidad, pues se sospecha que sus agresores residen allí. Varias de ellas viven en El Estor, Izabal, otras en Panzós y un reducido grupo en la ciudad capital.

Como primera medida de seguridad, el juzgado ya decretó la reserva de los nombres de las declarantes.

CONTINÚAN DECLARACIONES
Este día las féminas coincidieron con el resto, quienes que ya dieron su testimonio, pues mencionaron que luego de que el Ejército matara a sus esposos y quemara todas las casas de la comunidad, tenían que llegar a dar servicios de comida y limpieza al destacamento militar.

Una de ellas, en su relato, dijo que  los abusos sexuales eran constantes; en ese sentido, la fiscalía le cuestionó si como consecuencia de las violaciones había quedado embarazada, y dijo que “no, pero todo mi cuerpo me dolía”.

El MP busca establecer si las víctimas eran inyectadas por los militares, o si eran obligadas a tomar algún tipo de medicamento para evitar embarazos, para que los victimarios pudieran seguir abusando de ellas.

La fiscalía busca individualizar a los responsables para imputarles los delitos de tortura, violación, asesinato, detenciones ilegales, genocidio, entre otros.

http://www.lahora.com.gt/index.php/nacional/guatemala/actualidad/166128-mp-brindara-seguridad-a-mujeres-victimas


Impunidad afecta a las mujeres

Organizaciones de la sociedad civil, establecidas en el departamento de Quiché, organizaron un foro para analizar diversos temas relacionados con aspectos que atañen la vida de la población, especialmente en temáticas sobre las mujeres y su acceso a la justicia y el respeto a sus derechos.

Por Héctor Tecúm QUICHÉ / Agencia CERIGUA

La actividad tuvo lugar en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, cuya fecha principal fue el 9 de agosto, pero se llevó a cabo hasta la semana pasada, con el objetivo de conocer la situación actual del cumplimiento del Acuerdo de Identidad de los Pueblos Indígenas; además se presentaron los resultados de un monitoreo realizado a los servicios de salud de varios municipios.

El análisis sobre el cumplimiento de Acuerdo de Paz en mención fue disertado por Araceli Alonzo, de la Defensoría de la Muer Indígena, quien consideró que dicho compromiso ha tenido poco cumplimiento, siendo la mujer la más afectada en el tema de justicia.

Posteriormente se compartió el resultado de un estudio efectuado por las Redes de Vigilancia Social en relación a los avances de la prestación de los servicios de salud con pertinencia cultural, obteniendo como resultado que en la mayoría de puestos y centros de salud hay varias deficiencias, como la falta de insumos, medicamentos y la atención que sea pertinente con las tradiciones y costumbres de las comunidades.

Josefina Lux, del Centro de Atención Permanente del municipio de Santo Tomás Chiché, dijo que hace todos los esfuerzos porque la atención sea culturalmente pertinente y que por ello se han tomado algunas acciones para romper esas barreras que regularmente se dan entre pacientes y personal de los servicios de salud.

El doctor Gregorio Velásquez, del Área de Salud, dijo que en muchas ocasiones la deficiencia del servicio no es un problema de abastecimiento por parte del Ministerio de Salud, sino un problema de actitud de parte de los trabajadores, lo que hace más difícil solucionarlo.

http://www.lahora.com.gt/index.php/nacional/guatemala/departamental/164827-impunidad-afecta-a-las-mujeres

Aumentan agresiones sexuales

Organizaciones civiles y estatales que integran la Red de Protección de la Niñez y Adolescencia de Chimaltenango manifestaron su preocupación ante el incremento de agresiones sexuales en adolescentes en este departamento, ya que en lo que va del año se han reportado cien casos.

POR JOSÉ ROSALES

Ricardo Gómez, juez de Primera Instancia Penal de Protección a la Niñez y Adolescencia en Chimaltenango, expuso: “Hemos identificado que las estudiantes de los ciclos básico y diversificado, comprendidas entre 12 y 19 años, son las que más están expuestas a esta clase de agresiones, y que la mayoría de estos delitos ocurren en áreas urbanas de Acatenango, San Pedro Yepocapa, San Miguel Pochuta, San Andrés Itzapa, San Martín Jilotepeque, Zaragoza, El Tejar y la cabecera”.

Agregó que esta clase de hechos causa preocupación entre la población y las autoridades de justicia, ya que la cifra a la fecha es el doble de lo que se reportó en el 2011, “por lo que se considera que si se continúa esta tendencia, la cifra al final del año será alarmante”.

Juan Alfredo Ramos, auxiliar de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), indicó que las cifras de abusos sexuales que se han registrado a la fecha son ya alarmantes en este departamento, por lo que organizaron un conversatorio con más de cien estudiantes de varios planteles educativos públicos y privados, para que conozcan acerca de la violencia intrafamiliar, el abuso sexual y las instituciones a las cuales pueden acudir si son víctimas de estas agresiones.

Jennifer Menéndez, integrante de la Red, indicó que la cifra podría ser superior a las denuncias que se tienen registradas, pero en muchos de los casos las jóvenes agredidas prefieren callar, por temor, ya que los agresores las amenazan con atacar a algún miembro de su familia.

“Hemos identificado que la mayoría de los agresores son personas cercanas a las víctimas y por algún rechazo sentimental abusan físicamente de ellas, en otros casos hemos sabido que son los propios padres o un familiar cercano los que comenten estos delitos”, enfatizó.

Lilian Díaz, médica del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, expresó que de las agresiones reportadas este año, en 11 casos se ha logrado procesar a los agresores.

http://www.prensalibre.com/chimaltenango/Aumentan-agresiones-sexuales_0_761923847.html