De Sandra Torres a Roxana Baldetti, la cara de los programas asistenciales

Secretaria general del PP y Vicepresidenta coordinará la seis entregas de programas asistenciales y sociales como lo hizo la UNE durante su administración.

Hace cuatro años –enero 2010–, Sandra Torres, durante el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), anunciaba que sería ella quien dirigiría por medio del entonces Consejo de Cohesión Social (CCS) los programas sociales para mitigar los efectos de la sequía. Esta semana la vicepresidenta Roxana Baldetti, secretaria general del Partido Patriota (PP), coincidentemente hizo el mismo anuncio en relación a los efectos negativos que dejó la canícula. 

A Torres, en 2010, se le autorizó una inversión de Q1.7 millardos –recursos provenientes del Ministerio de Agricultura y la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan). Cuatro años después, el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Conasan), le asigna Q577 millones a Baldetti para la compra de insumos.

Junto con Baldetti, el diputado oficialista Juan Pablo Urrea –encargado de las células patriotas de la metropolitana– fue designado como coordinador de la entrega del programa Bolsa Segura en la ciudad capital. En tanto que, Torres, por medio del actual diputado de la UNE, Jairo Flores, daba la Bolsa Solidaria en la administración anterior.

Otra de las estrategias utilizadas por el PP, es que en los actos oficiales, Baldetti aparecerá con Urrea y el ministro de Desarrollo Social (Mides), Leonel Rodríguez; mientras que en las inauguraciones de obras, el presidente Otto Pérez Molina posará la mayoría de veces con el precandidato del partido oficial, Alejandro Sinibaldi.

En la entrega de las 3 mil 500 bolsas seguras –la semana pasada– en la colonia Justo Rufino Barrios, zona 21, la Vicepresidenta ordenó al Mides hacer un cronograma de trabajo por áreas, además que se eliminen ciertos requisitos para agilizar la entrega del producto. Cuando entonces era diputada del PP, Roxana Baldetti denunciaba que la Secretaría de Comunicación Presidencial, a cargo de Ronaldo Robles, exaltaba la imagen de Torres en la entrega de programas sociales, con fines proselitistas.

La politización de los programas

“Oportunismo político de figuras gubernamentales distintas”, resumió Cristhians Castillo, analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac), al señalar que los fenómenos naturales –sequía y canícula– son aprovechados de forma reactiva, para politizar los programas sociales.

Castillo refirió que la UNE, como impulsor de los programas, lo implementó de manera efectiva en el interior de la República, en donde obtuvo su nicho electoral y lo trabajó en los años siguientes con fines partidistas; el PP, pese a que lo institucionalizó, cambio su metodología y las entregas por medio del Mides se volvieron más focalizadas en donde tienen caudal político.

Se buscó la opinión de Flores, pero dijo que el tema de los programas sociales no le corresponde, sino los de Salud y Educación, en tanto que Urrea, su asistente indicó que le localizaría.

Anuncios

Sandra Torres y Manuel Baldizón se suben de nuevo a las tarimas

Ambos políticos se restan importancia entre sí, pero se disputan el mismo grupo electoral con la promesa de luchar por los programas sociales.

Enrique García egarcia@elperiodico.com.gt

Fuente menor Fuente normal Fuente grande

Ampliar imágen EP Foto:  Luis Soto > elPeriódico Los integrantes de Lider aseguran que realizar la actividad a la misma hora que la de la UNE no fue algo planeado el domingo.

“A él no lo consideramos como rival, Baldizón solo ve por su bolsa”.

Mario Taracena, secretario adjunto de la UNE.

“Mucho del apoyo en las elecciones pasadas Sandra Torres lo logró con la base de Cohesión Social, cosa que ahora ya no tiene”.

Phillip Chicola, analista político.

Alejos niega campaña

El diputado independiente Roberto Alejos, quien ha asistido a varias jornadas médicas, aseguró que sus actividades no son consideradas como partidarias. Dijo que la Fundación Alejos es una organización familiar en donde no existen discursos ni campaña electoral como la realizada por la UNE y Lider. “Nosotros no somos partido, no tenemos nombre ni estamos en campaña”.

Las dos agrupaciones aseguran que no compiten entre sí y no se ven como rivales, pero el domingo pasado tanto Manuel Baldizón (Lider) como Sandra Torres (UNE) se subieron de nuevo a las tarimas, a la misma hora y con una misma promesa: la de velar por los programas sociales.

Roberto Villate, secretario adjunto de Lider, dijo que la UNE no es el rival a vencer, en tanto augura la caída de dicha agrupación por falta de liderazgo. Consideró que el Partido Patriota (PP) es su principal contendiente.

Mario Taracena, segundo al mando de la UNE, explicó que Lider no cuenta con un voto disciplinado. Recordó que en las elecciones presidenciales pasadas logró un segundo lugar gracias a los sufragios prestados por Torres.

Al igual que Lider, manifestó que la preocupación se centra en el PP, partido que cuenta con recursos del Estado y la utilización de programas sociales. Acerca de Lider, insistió en que los votantes que dieron su sufragio reconocen la posición política de Sandra Torres, por lo que aseguró que no se sentirán sorprendidos de la actuación de Baldizón.

El mismo grupo objetivo

Villate considera que la UNE fue discriminada por casi 4.3 millones de votantes, quienes eligieron entre el PP y Lider.

Taracena asegura que Lider aparecerá en los próximos comicios en los últimos lugares.

“Nuestro grupo objetivo es la gente, y ellos no se dejarán convencer por Baldizón”, insistió Taracena. Además, calificó que la “maternidad” y la fiscalización  de los programas sociales le garantizarán a Torres su posición en el ámbito político.

El secretario adjunto de Lider contradijo el argumento de la UNE y defendió que el discurso social es propiedad del aspirante a la Presidencia, Baldizón. Explicó que la filosofía que se impulsa en los municipios es la de “Economía Social de Mercado”, que consiste en que cada uno tendrá que hacer un esfuerzo para lograr su bie-nestar personal.

“Canibalismo”

Phillip Chicola, analista político, afirmó que la función de Lider durante los próximos meses será “comerse a la UNE”, ya que estos perdieron las bases de los programas sociales que votaron por ellos en las elecciones pasadas. Añadió que el discurso de Baldizón es el más realista, ya que Torres tendrá que salir del desgaste que sufrió el año pasado.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20120522/pais/212540/

Opinión: Gobierno para olvidar

AL FINAL DE SU PERÍODO, el presidente Álvaro Colom aparece bastante desdibujado de como él se concibe. Además de su perfil de mandatario pusilánime, a Colom le afectaron varios elementos que incidieron en que su administración haya concluido sin pena ni gloria. Entre esos elementos estuvo la presencia avasalladora de su exesposa Sandra Torres, quien en realidad se convirtió en el verdadero poder que impuso sus directrices y generó anticuerpos con la mayoría de sectores del país.

HAROLDO SHETEMUL

Entre los elementos externos estuvo la élite del sector privado que trató de boicotear las políticas sociales porque nunca reconoció a Colom como a uno de los suyos, sino como a un elemento cuasisocialista al que había que desacreditar y desbaratarle cualquier reforma tributaria.

PESE A TODO, AL ACTUAL gobierno se le debe reconocer que puso en la agenda oficial la necesaria subsidiaridad del Estado para hacerle frente a la pobreza. Colom llevó a niveles nunca vistos la política de gratuidad en la educación y la salud, que comenzaban a tener visos de privatización con el gobierno del incapaz y corrupto Óscar Berger. En los últimos cuatro años se elevó la cantidad de niños y adolescentes inscritos en planteles públicos y hubo más acceso a la salud. Por supuesto, la gratuidad tuvo su lado negativo: la falta de calidad, ya que la matriculación subió en medio de la precariedad de infraestructura escolar, carencia de libros y refacción, así como el bajo nivel académico de los maestros. Otro tanto ocurrió en el área de salud, donde los hospitales no se dan abasto para atender pacientes, no tienen equipo y tampoco medicinas.

EN CUANTO A COHESIÓN SOCIAL, es innegable que Torres definió el panorama político hacia el futuro, ya que ningún gobierno podrá dar marcha atrás a esta iniciativa. Sus logros son indudables, pero desafortunadamente ese programa pareció ser concebido con un segundo propósito: su politización para lanzar una candidatura presidencial. Ese grave pecado hizo que se modificara el mapa de pobreza y un proyecto de mucha importancia se convirtiera en una plataforma para catapultar a la exesposa de Colom. Lástima grande que el poder corrompiera lo que ha sido uno de los grandes logros sociales en el país y que ahora podría ser capitalizado por la derecha militarista que llega al poder.

ENTRE OTROS ASPECTOS negativos de este gobierno destacan el desastre de la red vial y la galopante inseguridad. Es claro que en estos dos aspectos incidieron los desafortunados fenómenos naturales, como las tormentas Ágatha y 12E, y la falta de recursos con que se enfrentó este régimen, muchos de los cuales se desviaron hacia Cohesión Social. Colom termina su período con uno de los niveles más altos de delincuencia, pese a que el último ministro de Gobernación trató de reducirlos, y que a la larga determinó una baja sensible en la calidad de vida de los guatemaltecos. Han sido cuatro años desperdiciados por un presidente que no supo estar a la altura de los requerimientos nacionales.

http://www.prensalibre.com/opinion/Gobierno-olvidar_0_625737495.html

Opinión: Colom, el incompetente

Una realidad inocultable deja por legado el cuatrienio presidido por Álvaro Colom: más allá de los errores, de la falta de liderazgo y de la politización de la gestión estatal, el régimen prostituyó como nunca antes la institucionalidad del país. Y eso es, en pocas líneas, uno de sus pecados capitales porque terminó de cambiar el delicado pero eficiente juego de pesos y contrapesos, dejando al Estado bajo un ordenamiento ilegítimo y autocrático. Un agravante más: el presidente Colom permitió que personas de su confianza decidieran qué y cómo corromper la institucionalidad

JULIO LIGORRÍA CARBALLIDO

y él fue incapaz de ejercer la responsabilidad de conducir el gobierno dentro de un marco razonablemente legal.

A solo 72 horas de que el presidente se despida y cierre así un período que deberá ser leído con detenimiento, el balance es funesto. El principal logro de su administración fue el trabajo de concienciación sobre la gravedad del estado de pobreza y miseria que se vive en el país. Si bien es cierto, ahora los pobres forman parte de la agenda gubernativa, también lo es que luego de cuatro años de Colom, los mismos pobres fueron utilizados, engañados y usados como excusa para infinidad de maniobras políticas y financieras que deberán ser investigadas hasta la saciedad. Ni los pobres dejaron de serlo, ni los fines políticos trazados en esa maniobra culminaron con éxito. Eso sí: la institucionalidad llegó al punto de agonía, y se recuperaráúnicamente si el nuevo gobierno se esfuerza en restablecer la democracia funcional.

Los hechos dan sustancia a este análisis de gobierno: seguridad, salud, educación, y casi todos los ministerios y entidades clave —como la Policía Nacional Civil— fueron despojadas de recursos para asignarlos a los programas clientelistas de Sandra Torres. De un lado quedaron las responsabilidades del Estado ante los ciudadanos que esperaban menos violencia, hospitales más abastecidos, escuelas que instruyeran a sus alumnos y otras actividades propias de quienes tenían la responsabilidad de cumplir.

Lamentablemente para el país, en estos cuatro años nunca hubo coincidencia entre las necesidades del pueblo y las metas del presidente Colom, su exesposa y los funcionarios que constituyeron el círculo cercano al poder y las decisiones.

Me entristece que el país haya atravesado este período negativo. Quedamos de rodillas ante el mundo porque la percepción y la realidad de nuestra nación nos llevó a los primeros puestos en la lista de los Estados fallidos. Si la percepción ya asustaba a todos, los pincelazos de la violencia ocuparon la mente de todos con hechos como la masacre de Petén en mayo del 2011 o la muerte de Facundo Cabral en julio pasado. En este período murieron por causas violentas cerca de 23 mil guatemaltecos, una media de 20 chapines a diario en el peor momento y 16 en la mejor fase; esa fue la respuesta inteligente contra la violencia de este presidente y su gobierno.

En el período cambió 36 ministros, ninguno funcionó y hasta su ministro de Finanzas se vio obligado a lavar los trapos sucios públicamente. Mucho pudo hacerse; faltó, sin embargo, la voluntad y el compromiso del mandatario para que la realidad no fuera tan grotescamente mediocre. Es innegable que en este cuatrienio se superaron las decepciones imaginables hasta ahora, que con este se cumplen 12 años de abandono del país y que Álvaro Colom pasa a integrar la galería de los peores presidentes de la historia patria, junto a otros célebres incompetentes.

http://www.prensalibre.com/opinion/Colom-incompetente_0_625737494.html